Declaran culpable de negligencia a la directora del FMI, Christine Lagarde

lunes, 19 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Corte de Justicia de la República (CJR) de Francia consideró hoy culpable de negligencia a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en un caso abierto por un arbitraje realizado cuando era ministra francesa de Economía (2007-2011). El tribunal rechazó sin embargo condenarla a cumplir un año de reclusión y a pagar una multa de 15 mil euros (15 mil 900 dólares), como corresponde a la condena por negligencia en Francia. La Corte excepcional que la juzgó no aceptó la petición del procurador del caso que había pedido la absolución de Lagarde en el juicio, que comenzó el lunes pasado. Lagarde estuvo presente en la vista judicial toda la semana pasada pero no asistió este lunes a la lectura del veredicto. Según su abogado, Patrick Maisonneuve, Lagarde se encuentra en Washington, ciudad sede del FMI, para cumplir con "sus obligaciones". El abogado dijo que desconocía su reacción a la sentencia. “Es culpable parcialmente sobre uno de los dos reproches que se le hacían. Pero considero que no ha sido condenada a nada”, declaró a la prensa Patrick Maisonneuve tras conocer la sentencia. “Habría preferido que fuera absuelta. Pero hay que entender que a Lagarde no la han condenado porque no tiene antecedentes en Francia”, añadió. El abogado indicó que su gabinete analizará si se dan las condiciones para presentar un recurso de anulación total del caso. “Vamos a examinar las condiciones de ese recurso, pero no es seguro porque no ha sido condenada a ninguna pena”, agregó. Dijo que no le corresponde juzgar si Lagarde debe abandonar la dirección del FMI luego de haber sido condenada por negligencia en Francia, como consideran algunos analistas. Lagarde estuvo implicada, cuando era ministra de Economía, en el arbitraje privado que concedió una indemnización millonaria al empresario Bernard Tapie por la venta del grupo de material deportivo Adidas, que le había sido expropiado al magnate. El arbitraje decidió resarcir con 404 millones de euros al expolítico y empresario por la plusvalía, en su opinión exagerada, que el Estado obtuvo en 1994 con la venta de Adidas, a través del banco Crédit Lyonnais. Los jueces de la Corte de Justicia de la República (CJR, encargada de juzgar los delitos cometidos por miembros del Gobierno en el ejercicio de sus funciones) acusaron a la entonces titular de Economía de dar instrucciones en octubre de 2007 para aceptar un arbitraje privado y esquivar así el proceso de la justicia ordinaria. El lunes pasado, en la primera sesión del juicio, Lagarde había insistido en su inocencia. “Fui negligente, no”, declaró Lagarde en su comparecencia ante la Corte de Justicia de la República, al inicio del juicio contra Lagarde acusada de presunta negligencia por haber encargado un arbitraje “irregular” en el caso abierto por una reventa de la empresa deportiva Adidas. Lagarde admitió que tal vez fue engañada en el caso por el que el controvertido empresario francés Bernard Tapie recibió 403 millones de euros (423 millones de dólares) del tesoro público francés. “¿Si fui engañada por quien lo fui? ¿Fuimos varios los engañados? Lo sabremos quizás un día, yo deseo saberlo”, comentó la directora gerente del FMI. “Actué en conciencia y confianza con el único objetivo del interés general”, subrayó en su defensa la exabogada internacional respecto a su papel en el caso, cuando era ministra de Economía en el gobierno del conservador Nicolás Sarkozy (2007-2012), al afirmar que no era “especialista” en este tipo de contenciosos. Lagarde fue juzgada por la CJR, un tribunal de excepción creado para juzgar delitos cometidos por miembros del gobierno francés durante el ejercicio de sus funciones, que sólo se ha reunido cuatro veces anteriormente. La Corte estuvo formada por 15 jueces, seis senadores, seis diputados y tres magistrados. El Fondo Monetario Internacional dio su apoyo a su directora gerente durante todo el proceso judicial que inició hace cinco años. El caso ha perseguido a Lagarde durante años, pero no le impidió renovar su mandato este año en el FMI.

Comentarios