EU debe ampliar y fortalecer su capacidad nuclear: Trump

jueves, 22 de diciembre de 2016
WASHINGTON (apro).- El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ya pudo haber desatado una nueva carrera nuclear entre los países que poseen este tipo de arsenal bélico, al declarar que su país debe ampliar y fortalecer su programa de armas de destrucción masiva. “Estados Unidos debe de forma grandiosa ampliar y fortalecer su capacidad –de desarrollo y uso- nuclear, hasta que el mundo se ponga de acuerdo sobre este tipo de armas”, escribió Trump este jueves en su cuenta personal de la plataforma de Twitter. Con esta declaración-advertencia, el próximo mandatario de Estados Unidos pone en estado de alerta a naciones como China, Rusia, Francia, Gran Bretaña, Pakistán, Corea del Norte, Japón, Irán y la India, entre otras (que se sabe poseen armas nucleares); sobre el arranque de una nueva carrera armamentista. De materializarse, el señalamiento de Trump anularía los acuerdos para la eliminación de proyectos bélico-nucleares firmados entre Estados Unidos y Rusia. Desde la presidencia de Ronald Reagan, durante la época de la Guerra Fría, Estados Unidos se colocó como promotor de proyectos de pacificación al llevar a cabo acuerdos con la entonces Unión Soviética para congelar y posteriormente desmantelar proyectos de desarrollo de armas nucleares. El último compromiso en este contexto, negociado y firmado con Rusia, se concretó el 8 de abril de 2010. Los estatutos de este acuerdo que reforzaba con más limitaciones al llamado Protocolo de Moscú, concretado en 2002, establecieron que Estados Unidos y Rusia solamente podrían desplazar 1550 misiles con cabeza nuclear a sus bases militares repartidas en varios puntos estratégicos del planeta. Aunque en este tratado no se prohíbe el programa de prueba de misiles, tampoco no se da luz verde a ninguna de las dos potencias bélicas que lo firmaron para llevar a cabo nuevos proyectos de desarrollo de armamento con capacidad nuclear. La intención de Trump de ampliar y fortalecer la capacidad nuclear de los Estados Unidos eliminaría en tu totalidad al primer acuerdo para la contingencia de fabricación de armas de destrucción masiva firmado en 1991 entre el entonces presidente estadunidense George H.W. Bush, y el exlíder soviético Mijaíl Gorbachov. La anulación de los acuerdos de control de armas nucleares sería a su vez, un banderazo de salida para que China continúe ampliando y fortaleciendo sus programas secretos de fabricación de misiles intercontinentales con cabeza nuclear. A su vez alentaría a Corea del Norte, Irán y Pakistán a reactivar sus programas nucleares con fines militares; por encima de las condiciones y sanciones que les ha impuesto la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Los únicos ampliamente beneficiados y fortalecidos con la nueva carrera nuclear alentada por Trump, serían las gigantes empresas bélicas de los Estados Unidos que se atascarían los bolsillos con miles de millones de dólares. Los dueños y directivos de estas empresas fueron pieza fundamental para financiar y respaldar la campaña presidencial de Trump. Durante la campaña presidencial, el ahora presidente electo de Estados Unidos, que asumirá el poder el 20 de enero de 2017, dijo que si ganaba la Casa Blanca, no descartaba el uso de armas nucleares para defender a su país del terrorismo internacional. En reacción a las presuntas amenazas militares de Corea del Norte a Japón, Trump también declaró que la nación nipona debería considerar el uso de sus armas nucleares para defenderse. Por otro lado, criticó al presidente Barack Obama por lograr un acuerdo, junto la ONU, para contener y congelar el programa de desarrollo de armas nucleares de Irán. El país persa se comprometió bajo el acuerdo a utilizar sus proyectos nucleares para generar energía y no para objetivos militares.

Comentarios