Prohíben en Cuba usar nombre de Fidel Castro en espacios públicos y monumentos

martes, 27 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como Fidel Castro Ruz lo pidió antes de morir, según dijo su hermano Raúl, en Cuba quedó prohibido por ley usar el nombre del expresidente en espacios públicos así como emplear su imagen en monumentos. Este martes, a propuesta del Consejo de Estado, la Asamblea Nacional de la isla aprobó el siguiente mandato respecto al nombre del comandante revolucionario fallecido el pasado 25 de noviembre: “Se prohíbe emplear su nombre para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles y otros lugares públicos, así como también cualquier tipo de condecoración, reconocimiento o título honorífico", de acuerdo con información de la agencia DPA. La legislación aprobada por el parlamento unicameral también prohibió utilizar su figura "para erigir monumentos, bustos, estatuas, tarjetas conmemorativas y otras formas similares de homenaje". Incluso, limitó el uso de la figura del político cubano con fines de publicidad comercial como emblemas, marcas, lemas y rótulos de establecimientos. Según lo aprobado por la Asamblea, existe una excepción para usar el nombre de quien lideró el movimiento para la Revolución Cubana en 1959, que consiste en "denominar en un futuro alguna institución que se cree, conforme a la ley, para el estudio de su invaluable trayectoria en la historia de la nación". De acuerdo con la nota mencionada, tampoco se impusieron limitaciones al uso de su iconografía e imágenes "en actos públicos, así como se mantendrán como hasta hoy sus fotos en centros de trabajo o de estudio, unidades militares e instituciones". La norma tampoco limita la producción artística literaria, de manera que será válido que un artista se inspire en el excomandante revolucionario o utilice su figura para crear una obra de la literatura, la música, la danza, el cine o las artes plásticas y aplicadas. La noche del pasado 3 de diciembre, en el acto político de despedida fúnebre en la Plaza Mayor general Antonio Maceo Grajales, en Santiago de Cuba, el presidente Raúl Castro reveló que lo aprobado este martes por la Asamblea fue la última voluntad de su hermano Fidel antes de fallecer. “Era su deseo que una vez fallecido, su nombre y su figura nunca fueran utilizados para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles u otros sitios públicos, ni erigidos en su memoria monumentos, bustos, estatuas y otras formas similares de tributo”, dijo.

Comentarios