Obama sanciona a Rusia y expulsa a 35 diplomáticos por 'hackeo electoral”

jueves, 29 de diciembre de 2016
WASHINGTON (apro).- En represalia por el presunto hackeo electoral auspiciado por el gobierno de Rusia, el presidente Barack Obama ordenó la expulsión de Estados Unidos de 35 oficiales e impuso sanciones económicas a agencias estatales rusas. Las medidas instrumentadas a través de una orden ejecutiva sancionan a dos agencias de inteligencia de Rusia y a tres empresas que presuntamente intervinieron en el hackeo impulsado por el gobierno de Vladimir Putin al Comité Nacional del Partido Demócrata y a asesores de la campaña presidencial de Hillary Rodham Clinton. La Casa Blanca indicó que las sanciones establecen la cancelación y clausura de edificios rusos en los estados de Maryland y Nueva York que, de acuerdo con la CIA y el FBI, se utilizaron para facilitar la intervención cibernética apoyada por el gobierno de Putin en las elecciones presidenciales estadunidenses del pasado 8 de noviembre, de las que resultado ganador el republicano Donald Trump. El gobierno de Obama, a través del Departamento de Estado, declaró “persona non grata” a 35 oficiales rusos que deben abandonar inmediatamente Estados Unidos. “Las acciones del gobierno son una apropiada y necesaria respuesta a la determinación (rusa) de dañar los intereses de Estados Unidos”, justificó Obama en una declaración por escrito que divulgó la Casa Blanca. El presidente Obama hace apenas unos días había advertido que su gobierno respondería adecuadamente a la supuesta injerencia cibernética de los rusos en las elecciones presidenciales estadunidenses. “Dichas actividades tienen consecuencias”, reiteró Obama, quien además advirtió al gobierno de Putin que los sistemas de inteligencia estadunidenses podrían actuar en reciprocidad, cibernéticamente hablando, contra los intereses de seguridad y políticos de Rusia. También aseguró que el mundo debe “estar alarmado” por el tipo de injerencia que practica Rusia en temas nacionales y de seguridad de otras naciones. En Moscú, el gobierno de Putin informó que ante las medidas anunciadas por Obama también dará a conocer acciones similares para responder a Estados Unidos. No se sabe hasta qué punto Trump, el próximo presidente de Estados Unidos, mantendrá vigentes las sanciones ahora impuestas por Obama, tomando en cuenta que la injerencia rusa en las elecciones presidenciales fue para garantizar la derrota de Clinton, de acuerdo con lo señalado por la CIA y el FBI. Trump ha minimizado las actividades cibernéticas de Rusia en las pasadas elecciones, anotando que eso no afectó el resultado. El mismo presidente Obama en conferencia de prensa hace unos días afirmó que, pese a la injerencia de los rusos, se mantuvo la integridad del sistema electoral y del resultado de los comicios. En el Departamento de Estado se informó que la expulsión de Estados Unidos de los 35 oficiales rusos responde a su vez al acoso y espionaje del que han sido sujetos diplomáticos estadunidenses en Rusia y en otros países. “El acoso incluyó detenciones arbitrarias por parte de la policía, ataques físicos y la divulgación (en Rusia), a través de la televisión estatal, de detalles de la vida personal de nuestros diplomáticos”, aseguró el Departamento de Estado en un comunicado. Por la posición que tomó Trump respecto de la injerencia cibernética de Rusia, y los halagos que ha hecho a Putin, y sus declaraciones de que su gobierno iniciará una nueva etapa en las relaciones con Moscú, se especula que durarán muy poco las sanciones impuestas por el presidente Obama. Una vez que asuma oficialmente la presidencia de Estados Unidos, el 20 de enero, Trump puede anular las sanciones impuestas por Obama con otra orden ejecutiva. Sin embargo, en el Congreso federal estadunidense hay varios senadores y representantes del Partido Republicano que apoyan la represalia contra Putin.

Comentarios