Identifica ONU a 41 cascos azules acusados de abuso sexual en África

lunes, 5 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Este lunes la ONU anunció que ha identificado a 41 cascos azules de Burundi y Gabón que supuestamente cometieron abusos sexuales durante su despliegue, entre 2014 y 2015, en la República Centroafricana. El portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, detalló que los presuntos responsables, 25 burundeses y 16 gaboneses, fueron reconocidos en fotografías por víctimas y testigos o identificados a través de otras pruebas en el marco de una investigación de más de cuatro meses. Dujarric aclaró que los investigadores entrevistaron a 139 posibles víctimas de abusos en la localidad de Dekoa, en la prefectura centroafricana de Kemo, pero una mayoría no pudo identificar a los agresores u ofrecer evidencias. De las supuestas víctimas, 25 son menores y ocho presentaron reclamaciones de paternidad. También se conoció que la investigación fue llevada a cabo por la Oficina de Supervisión Interna de Naciones Unidas (OIOS) junto con expertos de Burundi y Gabón y arrancó el pasado abril, después de que salieran a la luz varios supuestos casos de abusos en Dekoa. De acuerdo con Dujarric, los investigadores se valieron principalmente de testimonios de posibles víctimas y testigos ante la falta de pruebas forenses, pues la mayoría de los casos había tenido lugar el menos un año antes. Luego puntualizó que la organización ha trasladado las conclusiones de la investigación a los gobiernos de Burundi y Gabón, incluidos los nombres de los identificados, y espera “acciones legales apropiadas para asegurar responsabilidad criminal”. Naciones Unidas ha recopilado numerosas denuncias de supuestas violaciones y otros abusos presuntamente cometidos por cascos azules entre 2013 y 2015, en muchos casos contra menores. Tras el escándalo, la ONU ha prometido una política de “tolerancia cero” que ha incluido por ahora la puesta en marcha investigaciones y la repatriación de centenares de soldados. A la par han surgido denuncias que involucran a tropas francesas de paz, que operan al margen de la ONU, como parte de la operación Sangaris, también en la República Centroafricana.

Comentarios