Clinton y Trump se perfilan para obtener candidatura a la presidencia de EU

lunes, 29 de febrero de 2016
Washington (apro) – Las elecciones y asambleas electores primarias que se celebran este 1 de marzo en Estados Unidos, conocidas como el “Súper Martes”, podrían definir por lo menos a un candidato a la presidencia de Estados Unidos. Las encuestas de preferencia electoral publicadas por distintos medios de comunicación de los Estados Unidos perfilan a la exprimera dama Hillary Rodham Clinton como la virtual ganadora del “Súper Martes” por el Partido Demócrata, y al multimillonario empresario Donald Trump por el Partido Republicano. El último sondeo de la cadena de televisión CNN dio a conocer que Trump es el favorito, con un 80% delas preferencias por encima de sus cuatro adversarios. Por el lado Demócrata, Clinton tiene el 75% de respaldo de los electores para salir victoriosa en el “Súper Martes”, por encima de Bernie Sanders, el senador por el estado de Vermont que le disputa la nominación. De los 14 estados que celebrarán elecciones o asambleas electorales republicanas, Trump es el favorito para salir victorioso, y de las 11 entidades con procesos primarios Demócratas, Clinton ya se considera la vencedora. Para ganar la nominación presidencial Demócrata se requieren 2383 delegados electorales, Clinton lleva en su haber 544, y Sanders 85. En este partido la regla de entrega de delegados electores es simple: los que están en disputa en cada estado se le otorgan al candidato que resulte ganador por simple mayoría. Para el caso de los Republicanos, la nominación presidencial la gana el candidato que obtenga 1237 delegados, pero en este caso las reglas de designación de los premios electorales y hasta el próximo 15 de marzo se reparten respecto a la proporción porcentual de los votos obtenidos por sus candidatos. Trump, quien ha ganado 3 de los 4 procesos primarios celebrados hasta ahora entre los Republicanos, en el “Súper Martes” se enfrenta al senador federal por estado de Florida, Marco Rubio, quien podría ser beneficiado por la insistencia de mantenerse en la contienda del senador federal por el estado de Texas, Ted Cruz, y la de John Kasich, gobernador de Ohio. En el “Súper Martes” están en juego 689 delegados que ofrecen los 14 estados donde se celebrarán procesos electorales primarios del Partido Republicano. De los cinco candidatos que quedan, contando al médico cirujano Ben Carson, la repartición de delegados disputados en los 4 procesos primarios que hasta ahora se han concretado está así: Trump tiene 82, Cruz 17, Rubio16, Kasich 6 y Carson 4. Entre el “Súper Martes” y el 7 de junio, cuando culminará en el estado Dakota del Sur la última elección primaria del partido republicano, quedan en disputa 2340 delegados. Para el “Súper Martes” el proceso de repartición de delegados es proporcional, por ello, aun cuando Trump llega como favorito, Rubio tiene posibilidades, y aun en el caso de perder todos los estados, puede arrebatarle la nominación al multimillonario. Hay otro factor de la historia electoral reciente de Estados Unidos que le hace sombra a Trump. Ya sea del partido Republicano o del Demócrata, el candidato que gana los comicios del Súper Martes no es precisamente el candidato del partido y menos el ganador de las elecciones presidenciales que se celebran el primer martes de noviembre cada cuatro años en los Estados Unidos. En 2008, John McCain, el senador federal por el estado de Arizona, ganó al exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, los comicios republicanos del “Súper Martes” y terminó perdiendo la elección presidencial ante el demócrata Barack Obama. En ese mismo año, las elecciones primaras y asambleas demócratas del “Súper Martes” las ganó en mayoría de estados y asignación de delegados la exprimera dama Hillary Clinton, pero quien terminó siendo candidato del partido y presidente del país fue Obama. En el caso del Súper Martes de 2012, Romney ganó proporcionalmente los comicios y luego la nominación de los republicanos, pero terminó perdiendo la presidencia y Obama se reeligió. Trump, Rubio, Cruz, Kasich y Carson en este “Súper Martes” se disputarán 50 delegados electorales en la primaria de Alabama, 40 en la de Arkansas, 76 en Georgia, 42 en Massachusetts, 43 en Oklahoma, 58 en Tennessee, 155 en Texas, 16 en Vermont y 49 en Virginia. Además, están en juego los 28 delegados en la asamblea electoral de Alaska, los 37 de la de Colorado, 38 de Minnesota, 28 de Dakota del Norte y 29 de Wyoming. Sin duda, el premio mayor de todos estos comicios primarios de este 1 de marzo es el estado de Texas, por sus 155 delegados en juego. Aunque en este caso Cruz, por ser senador de la entidad, podría favorecer más a Rubio que a Trump en la repartición del premio, en términos porcentuales. Según los análisis electorales realizados y términos del resultado de las encuestas de preferencia electoral entre los votantes republicanos, al concluir el “Súper Martes”, Trump podría ser el candidato con mayor número de delegados en su haber, 279; pero Rubio estaría pisándole los pies con 164 delegados y Cruz en un lejano tercer lugar. Los vaticinios de los análisis políticos y electorales sostienen que después de concluido el “Súper Martes”, Carson, Kasich y hasta Cruz, en caso de obtener malos números en Texas, estarían anunciando su retiro de la contienda. Si este escenario se materializa, estaría entre Trump y Rubio el banderín presidencial republicano, que difícilmente se podría otorgar al concluir los procesos primarios de su partido. A partir del día 5 y hasta el 12 de marzo, los republicanos celebraron otros 11 procesos electorales primarios más; 6 asambleas electorales y 5 elecciones. En suma, son 356 delegados los que se serán repartidos en términos proporcionales respecto al porcentaje de votos que obtengan los candidatos que participen. La gran prueba de fuego en el Partido Republicano que ya ventilaría con más precisión al posible candidato presidencial será el martes 15 de marzo. Ese día habrá 5 elecciones primarias y una asamblea electoral, pero con la excepción del estado de Carolina del Norte, donde habrá 72 delegados en disputa y que se repartirán de manera proporcional, los otros 295 delegados se entregan al candidato que obtenga la mayoría de los sufragios. El 15 de marzo la mayoría de los delegados asignados por el Partido Republicano están en Florida, con 99, entidad donde por ahora Trump también es favorito en las encuestas, pese a que Rubio representa a la entidad en el Congreso federal. El “Súper Martes” es importante, pero el martes 15 de marzo es crucial para los republicanos. Si Rubio aún quedando en segundo lugar en los procesos electorales de este 1 de marzo por lo menos gana Florida y un estado más el 15 de marzo, Ohio, con 66 delegados o Missouri, con 52; por ejemplo, Trump vería truncado su sueño de ser el candidato presidencial antes del 7 de junio. Bajo este contexto crece la posibilidad de que la nominación presidencial se defina en la Convención Nacional Republicana, que se celebrará del 18 al 21 de julio en Cleveland, Ohio. En la Convención, de ser este el caso, por primera vez desde 1976, cuando la nominación fue disputada entre Gerald Ford y Ronald Reagan, los delegados y superdelegados elegirían a su candidato presidencial durante el gran electoral entre Trump y Rubio.

Comentarios