Juez falla a favor de Apple en otro caso de hackeo de iPhone

lunes, 29 de febrero de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- James Orenstein, juez federal de Nueva York, negó al Departamento de Justicia de Estados Unidos la posibilidad de obligar a la empresa Apple a dar acceso a los datos de un iPhone codificado. Dicho aparato es parte de un caso de rutina relacionado con drogas que se dirime en Brooklyn y la negativa a decodificarlo se da luego de que un juez de California ordenara a Apple crear un software que ayude al gobierno estadunidense a hackear el iPhone de un individuo que en diciembre pasado causó la muerte de 14 personas en San Bernardino, California. El próximo viernes es la fecha límite para que Apple presente su oposición a la orden de la juez Sheri Pym en el caso de San Bernardino. El iPhone 5C propiedad del condado de San Bernardino fue utilizado por Syed Farook, quien trabajaba como inspector de salud. Él y su esposa, Tashfeen Malik, asesinaron a 14 personas durante un atentado el 2 de diciembre inspirado en parte por el grupo Estado Islámico. La oposición de Apple a las tácticas gubernamentales ha causado un debate nacional sobre los derechos a la privacidad digital y la seguridad nacional. En el reciente caso, Orenstein concluyó que Apple no está obligada a ayudar a los investigadores del gobierno en contra de su voluntad y destacó que el Congreso no ha adoptado una ley que derive en el resultado al que aspira el gobierno estadunidense. “Encontrar la mejor manera de balancear esos intereses es de vital importancia para nuestra sociedad, y la necesidad de una respuesta es cada día más imperante, conforme la tecnología rebasa barreras que parecían imposibles incluso unas décadas atrás. “Pero ese debate debe realizarse hoy, y debe llevarse a cabo entre los legisladores que están equipados para considerar la realidad cultural y tecnológica de un mundo que sus predecesores no podían concebir”, señaló Orenstein. Al respecto, un portavoz del Departamento de Justicia expresó que están decepcionados por el fallo y adelantó que planean apelarlo en los próximos días. En octubre pasado Orenstein conminó a Apple a impugnar el uso que hace el gobierno de una ley de 1789 para obligar a la empresa a ayudarle a recuperar datos de iPhones relacionados con casos criminales. A partir de esa fecha Apple se ha negado a pedidos de ayuda para extraer información de poco más de una docena de iPhones en California, Illinois, Massachusetts y Nueva York.

Comentarios