Clinton y Trump se acercan a candidatura por la presidencia de EU

martes, 1 de marzo de 2016
WASHINGTON (apro).- Hillary Rodhman Clinton y Donald Trump se anotaron una victoria en las elecciones primarias y asambleas electorales del llamado Súper Martes, por lo que se perfilaron como los eventuales candidatos a la Presidencia estadunidense por los partidos Demócrata y Republicano, respectivamente. “Estoy agradecida con todos lo que votaron por mí”, declaró jubilosa la exprimera dama, exsecretaria de Estado y exsenadora durante un evento de campaña en el estado Florida, entidad que celebrará elecciones primarias el martes 15. “Ahora esta campaña va hacia delante, por la Presidencia. Necesito el voto de todos ustedes”, subrayó Clinton, quien con los triunfos del Súper Martes dejo técnicamente fuera al senador por Vermont, Bernie Sanders, en la búsqueda de la nominación demócrata. Sanders, pese a ser el perdedor en la contienda demócrata del Súper Martes, ganó los comicios en Oklahoma y su estado, Vermont. “Ya ganamos cinco estados, parece que ganaremos seis, siete y ocho”, dijo Trump por su parte durante una conferencia de prensa en Palm Beach, Florida, luego de ser declarado el triunfador, en términos porcentuales, en la carrera por la nominación presidencial republicana. “Vamos a ganar la Presidencia, no permitiremos que Clinton regrese a la Casa Blanca”, acotó Trump. Aunque fue cuestionado sobre si ya se sentía el candidato presidencial republicano, luego de ganar el Súper Martes, Trump se abstuvo de admitirlo, aunque muy a su manera apuntó que “me fue muy bien… quiero ser diplomático. Me fue muy bien en los resultados de las elecciones”. Y nuevamente Trump aprovechó el micrófono para insistir en sus declaraciones en contra de México y prometer acciones en contra de este país si llega a ganar la Presidencia de Estados Unidos en los comicios generales del martes 1 de noviembre. “México nos está destruyendo en la frontera, económicamente hablando, las empresas se están yendo a México, debemos pararlos”, sentenció el polémico empresario. Clinton resultó vencedora en la mayoría de las nueve elecciones primarias y en las dos asambleas electorales. Al cierre de esta edición, la exprimera dama había ganado los comicios en Alabama, Arkansas, Georgia, Tennessee y Virginia. Por su parte, Sanders se adjudicó los de Vermont y Oklahoma, aunque quedaban por contar los sufragios en Colorado, Massachusetts, Minnesota y Texas. Por el lado republicano, Trump, el multimillonario magnate de la industria de la construcción se colocó en términos porcentuales como el ganador de las elecciones primarias y del caucus electoral. Al cierre de esta edición, Trump venció a sus contrincantes, los senadores Marco Rubio, de Florida; Ted Cruz, de Texas, y al gobernador de Ohio, John Kasich, así como al médico Ben Carson, en los comicios primarios de Alabama, Georgia, Massachusetts, Tennessee y Virginia. El senador texano derrotó a Trump en Texas y Oklahoma, quedando pendientes los resultados de Vermont y Alaska. Los senadores Rubio y Cruz, quienes en promedio quedaron técnicamente empatados en el segundo lugar, se mantienen vivos en la disputa por la nominación presidencial de su partido. Al senador Rubio, que cuenta con el apoyo de los dirigentes del Partido Republicano, le es esencial para mantenerse en la contienda ganar la elección primaria de Florida, el martes 15. A partir del día que se celebren las elecciones primarias del estado que representa Rubio, los delegados electorales que estén en disputa se le otorgan al ganador de los comicios, así sea por un solo voto de ventaja, como se hace en el caso de las elecciones primarias y asambleas electorales en el Partido Demócrata. La repartición proporcional de los delegados electorales en el Partido Republicano se ha venido haciendo en términos de los puntos porcentuales que en votos recibe cada candidato, de ahí que Trump se adjudicara la victoria en este Súper Martes. Aun con la amplia ventaja que tiene Trump sobre Rubio, queda la posibilidad de que el senador por el estado de Florida le dispute la nominación presidencial al multimillonario. Si a partir del 15 de marzo Rubio le arrebata a Trump varias de las elecciones primarias que terminan hasta el próximo 7 de junio, la designación del candidato presidencial por el Partido Republicano se llevará a cabo del 18 al 21 de julio, durante la celebración de su Convención Nacional en Cleveland, Ohio. En tanto que la Convención Nacional del Partido Demócrata se realizará del 25 al 28 de julio en Filadelfia, Pensilvania.

Comentarios