Pide Leonardo Boff al expresidente Lula asumir un cargo de ministro

lunes, 14 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Frente a la embestida que ha sufrido el expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, calificado por algunos como “el mejor presidente” que ha tenido el país sudamericano, el teólogo, filósofo y escritor Leonardo Boff pidió al exmandatario asumir un cargo de ministro en el gobierno de Dilma Rousseff para evitar “un derramamiento de sangre en las calles entre grupos enfrentados”. En una carta enviada a Lula da Silva, el profesor y sacerdote franciscano manifiesta que escribe a su “amigo-hermano” bajo la presión de la situación política actual y a petición de muchos amigos comunes. Dice la misiva: “Existe el riesgo de que las conquistas sociales conseguidas para los más vulnerables de nuestro país, gracias a tus políticas de inclusión social productiva, se anulen y se pierdan. El proyecto de la macroeconomía mundial bajo la presión de los grupos neoliberales nacionales e internacionales puede llevar al poder a aquellos para los cuales las grandes mayorías son peso muerto de la historia, y para la cuales sólo hay políticas pobres para los pobres. Este proyecto social del PT, de sus aliados y también de la Iglesia de la liberación, que se apoya en el amor a los pobres del Papa Francisco, tiene que ser salvado como punto de honor, como imperativo ético y como sentido de la más alta humanidad. “Por tanto, soy de la opinión de que tú, mi querido amigo-hermano Lula, debes asumir un cargo de Ministro de la República. El interés de la nación está por encima de la carrera política personal. Contigo en la conducción de las negociaciones políticas estaremos seguros de que allí habrá alguien que, con autoridad y fuerza de convicción, ayudará a conseguir una solución política y social que salve nuestra frágil democracia y garantice la continuidad de las medidas sociales humanizadoras. “Y evitará además, lo que realmente temo, un derramamiento de sangre en las calles entre grupos enfrentados. Esto sería un argumento de tus oponentes para tomar medidas drásticas que implicarían la destitución de la presidenta Dilma. Y lo que es peor, veríamos amenazada la paz social que tanto anhelamos. “Si por desgracia esto no diera resultado, tú caerías como un árbol inmenso, con dignidad y nobleza. “Con una súplica a Aquel que conoce todos los destinos de los pueblos y del nuestro, te renuevo mi pedido con mis mejores deseos para ti, para Marisa y para toda tu familia de parte mía y de Marcia (Miranda), que mucho te amamos y admiramos”, concluye la misiva de Leonrado Boff. El pasado viernes 4, horas después de que la policía lo llevó a declarar forzadamente por el megafraude a Petrobras, Luiz Inacio Lula da Silva aseguró que daría la batalla desde las calles a quienes quieren derrotarlo. “Si me quieren derrotar, me tendrán que enfrentar en las calles de este país”, afirmó. “Me sentí prisionero hoy de mañana”, aseguró el expresidente en su primera comparecencia pública del día tras prestar testimonio ante la policía federal. “Si querían escucharme solo tenían que llamarme que yo iba, porque no debo y no temo” a la justicia, sostuvo ese día ante decenas de correligionarios en la sede nacional del gobernante Partido de los Trabajadores (PT). Los fiscales “encendieron en mí la llama. ¡La lucha continúa!”, dijo Lula, quien aseguró ser víctima de un “show mediático”. “Creo que merecía un poco más de respeto en este país”, pero “no voy a bajar la cabeza”, prometió.

Comentarios