Descubren dos cámaras ocultas en tumba de Tutankamón

jueves, 17 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un estudio con radar llevado a cabo por el experto japonés Hirokatsu Watanabe en la tumba del faraón Tutankamón de Egipto, reveló la existencia de dos espacios vacíos tras sus espesos muros, donde podría esconderse la sepultura de la legendaria reina Nefertiti u otra soberana. El ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati, dijo que están “90% seguros” de que la tumba del faraón, situada en el Valle de los Reyes cerca de Luxor, en el sur de Egipto, esconde aún tesoros secretos, informó la agencia AFP. “Tenemos dos habitaciones tras el muro oeste y el muro norte de la cámara norte de la cámara funeraria de Tutankamón (…) Estamos seguros en más de un 90%”, dijo este jueves Damati en el Cairo, al referirse a los resultados del estudio con radar realizado por Watanabe. El ministro comentó que a finales de marzo se llevarán a cabo análisis complementarios con un radar “más sofisticado para medir el espesor de los muros y las dimensiones de esas cámaras”. Los resultados del “descubrimiento del siglo”, como lo calificó Damati, serán anunciados el 1 de abril. El descubrimiento refuerza la tesis del egiptólogo británico Nicholas Reeves, quien está convencido de que en la tumba de Tutankamón se encontrará la momia y el tesoro de la misteriosa Nefertiti, la reina de belleza legendaria que ejerció un papel político y religioso fundamental hace más de tres mil 300 años junto a su esposo, el faraón Akenatón. Para Reeves, impulsor del proyecto de investigación, una de las dos cámaras es el hipogeo (tumba subterránea, en arqueología) de Nefertiti y la otra podría ser una sala de almacenamiento inexplorada que “data visiblemente” de la era de Tutankamón. Sin embargo, el responsable egipcio espera encontrar la cámara funeraria de otra esposa de Akenatón, padre de Tutankamón, o de una de sus hijas, antes que la de Nefertiti. Nefertiti, esposa de Akenatón --quien convirtió temporalmente al Egipto antiguo en monoteísta al imponer el culto exclusivo al Dios del Sol, Atón—no era la madre de Tutankamón, cuya identidad suscita muchos interrogantes. Pero, ¿por qué una reina tan influyente habría sido enterrada en la tumba de Tutankamón? Según Reeves, tras la repentina muerte del faraón, a los 19 años, y luego de un reinado de solo nueve años, la falta de una tumba propia habría obligado a los sacerdotes a abrir la tumba de la esposa de su padre para inhumar al niño-rey en el hipogeo, pese a que en principio no estaba destinado para él. Materiales metálicos y orgánicos Al dar a conocer el nuevo hallazgo, el ministro egipcio reveló también la presencia de “materiales metálicos y orgánicos” en ambas habitaciones secretas, aunque aclaró que ello no implica la presencia de momias. La tumba de Tutankamón, contrario al saqueo total que han sufrido las de otros faraones, guardaba aún más de cinco mil objetos intactos de tres mil 300 años de antigüedad, buena parte de ellos en oro macizo, cuando fue descubierta en 1922 por el arqueólogo británico Howard Carter. Es considerado a la fecha uno de los mayores tesoros de la antigüedad jamás descubiertos. El descubrimiento de una tumba inviolada sería un regalo inesperado para Egipto, que trata de relanzar el turismo para su economía golpeada desde 2011 por la inestabilidad política y los ataques yihadistas.

Comentarios