Admite constructora aportes irregulares a campaña de Dilma Rousseff

miércoles, 2 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ejecutivos de Andrade Gutierrez, la segunda mayor firma de ingeniería de Brasil, admitieron que la compañía realizó pagos de manera irregular a proveedores de la campaña electoral de la presidenta Dilma Rousseff, reportó el martes el periódico Folha de S.Paulo. El testimonio, que forma parte de la negociación con el fiscal por parte de 11 ejecutivos, sería el primer vínculo directo entre la investigación denominada “Lava Jato” por la corrupción y sobornos políticos en la petrolera Petrobras y la elección de Rousseff, aseguró el diario. Las acusaciones podrían reforzar la postura del principal conglomerado opositor, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que busca anular la reelección de Rousseff del 2014 por utilizar financiamiento ilegal, aunque es improbable que el máximo tribunal electoral de Brasil acepte evidencia de una elección previa. Una fuente confirmó que los ejecutivos de Andrade Gutierrez firmaron un acuerdo con la fiscalía, en una investigación que llevan adelante fiscales federales ya que involucra a políticos. El despacho de los fiscales federales no confirmó el reporte y dijo que no comentaría sobre acuerdos de delación compensada hasta que el Tribunal Supremo los apruebe. Folha de S.Paulo reportó que los ejecutivos dijeron que la compañía de ingeniería contribuyó con más de 5 millones de reales (1.27 millones de dólares) de manera irregular para pagar deudas de campaña contraídas por el Partido de los Trabajadores de Rousseff. El dinero fue transferido a la compañía de medios Pepper Communications, con sede en Brasilia y que trabajaba para la campaña de Rousseff, utilizando facturas falsas, informó el periódico. Los ejecutivos también revelaron sobornos pagados para ganar contratos en proyectos de trabajo públicos, incluidas la estación de energía nuclear Angra 3, la represa de Belo Monte y tres estadios construidos para la Copa del Mundo de Fútbol del 2014, informó Folha. El acuerdo de culpabilidad forma parte de un pacto entre la compañía y los fiscales bajo el que Andrade Gutierrez deberá pagar una multa de 1,000 millones de reales e informar sobre los sobornos pagados, según dijo Folha.

Comentarios