Urdangarín deslinda a su esposa del caso Nóos

miércoles, 2 de marzo de 2016
MADRID (apro).— El cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarín, continuó hoy con su declaración en el juicio del caso Nóos. “No daba un paso en mi vida sin consultarlo con García Revenga”, en el juicio que se le sigue por diversos delitos de defraudación fiscal al recibir sumas de dinero del erario público través de su Instituto Nóos, una entidad sin fines de lucro. En sintonía con lo antes declarado por su exsocio Diego Torres, Urdangarín aseguró contar con la supervisión de la Casa del Rey en todas las actividades de su instituto. Señaló que García Revengas –destituido al asumir la corona Felipe VI— fiscalizaba siempre su participación en esa entidad. En su segundo día de declaración, luego de iniciar el viernes y reanudarse hoy el juicio, el esposo de Cristina de Borbón buscó desvincularla de la gestión diaria de Aizoon, la sociedad que comparten al 50% y que fue la entidad que usaron para evadir impuestos en 2007 y 2008. Explicó que Cristina de Borbón, hermana del monarca, figuraba en la sociedad como “un tema personal” para que participase “de alguna forma en sus proyectos”. Añadió que “siendo socia no podía tener ninguna implicación en el día a día” de Aizoon, donde no tenía “ninguna (función), simplemente conformar la junta directiva”. El exduque de Palma volvió a recurrir al olvido y caer en contradicciones, al grado de que pese a ser espetado por el fiscal Pedro Horrach, insistió en no saber quién era el gerente de Nóos. “No sé quién era. No me acuerdo”. “¡Pero cómo no lo va a saber, hombre!”. Usted era el director”, le reprochó el fiscal. Tampoco recordó cuánto cobraba y argumentó que él no se encargaba de la facturación, sino Miguel Tejeiro, cuñado de su exsocio Diego Torres. Tras la declaración de Urdangarín, corresponderá declarar a Cristina de Borbón, aun cuando aún no existe una fecha predeterminada.

Comentarios