Masiva protesta en Chile contra la despenalización del aborto

lunes, 21 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A cuatro días de que la Cámara de Diputados de Chile aprobó la despenalización del aborto, un millar de mujeres protestaron frente al Palacio de Gobierno contra la medida que, en su opinión, atenta contra la vida. A dos cuadras de ahí otro centenar de mujeres se manifestaron a favor de la decisión que permite abortar a las mujeres en los casos en que esté en peligro la vida de la madre, si el feto es inviable o en casos de violación. Entre las que se pronunciaron contra la despenalización, Catalina Alarcón dijo a la agencia AP: “Estamos a favor de la vida, de que se respete la vida de todo ser humano porque es digna desde el momento de la concepción [y] se debe respetar la vida hasta el momento de su muerte natural”, dijo la manifestante, acompañada de un millar de mujeres que portaban playeras rojas. Andrea Valet, otra de las que se pronunciaron en contra, dijo que se oponía al proyecto impulsado por el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, “porque yo creo que la vida fue dada por Dios”. A sólo dos cuadras de distancia, frente a la Universidad de Chile, un centenar de hombres y mujeres apoyaron la decisión de los diputados. Beatriz Batache, expresa política de la dictadura de Augusto Pinochet, 1973-1990, cuestionó los argumentos conservadores que comparó con los de políticos de derecha que apoyaron al gobierno militar que torturaba a mujeres que estaban en poder de la policía represiva. A “esos cuerpos que podían dar vida se les colocó corriente en la vagina, se les torturó en los senos, se las violó… y hoy vienen a decir que quieren vida”, reprochó Batache. Otra mujer, Soledad Acevedo, apuntó: “todas las mujeres tenemos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, nuestras vidas, nuestro proyecto de vida y nuestra sexualidad”. Pese a que el proyecto de Bachelet fue aprobado por la Cámara de Diputados, aún debe ser votado por el Senado, donde si bien la mandataria cuenta con un par de votos de mayoría, no tiene asegurados los sufragios de todos los senadores demócrata-cristianos. Algunos incluso se oponen a respaldar la causal de violación para interrumpir un embarazo.

Comentarios