Turquía deportó a uno de los atacantes en 2015 y alertó a Bélgica

miércoles, 23 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo que uno de los atacantes de Bruselas fue apresado en Turquía en junio y deportado a Bélgica, donde en los atentados de ayer murieron al menos 31 personas y 260 resultaron lesionadas. En rueda de prensa en Ankara, Erdogan sostuvo que “uno de los autores de los ataques de Bruselas es una persona que detuvimos en junio de 2015 en Ganziatep y fue deportado. Informamos a la embajada belga sobre la deportación el 14 de julio. Bélgica lo dejó libre”, acusó. Sin embargo, una fuente allegada a la presidencia de Turquía aclaró que el agresor que fue deportado era Ibrahim El Bakraoui, pero corrigió porque en realidad fue enviado a Holanda. El gobierno de Turquía dijo que había advertido tanto a Bélgica como a Holanda de que el individuo era “un combatiente terrorista extranjero”. Además, reveló que las autoridades holandesas liberaron a El Bakraoui, debido a que las autoridades belgas no tenían pruebas de que estuviera vinculado con el terrorismo. No obstante, Erdogan aseguró que las autoridades belgas pusieron en libertad al sospechoso pese a que Turquía les advirtió que era “un combatiente extranjero”. “Pese a nuestras advertencias de que esta persona era un combatiente terrorista extranjero, Bélgica no pudo establecer ningún vínculo con el terrorismo”, acotó. Por su lado el ministro belga de Justicia, Koen Geens, respondió que su gobierno desconocía los vínculos de Ibrahim El Bakraoui con el terrorismo –uno de los kamikazes del atentado en el aeropuerto internacional de Bruselas– cuando fue “reenviado probablemente a la frontera siria” por Turquía. Geens recalcó en declaraciones a la cadena VRT que “no hubo una extradición” de El Bakraoui a Bélgica, sino que se trataría más bien de “un reenvío a la frontera siria por parte de Turquía”.