Confirman identidad de segundo atacante suicida del aeropuerto de Bruselas

viernes, 25 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de obtener los resultados de las pruebas de ADN practicadas tras los atentados en el aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem, la Fiscalía de Bélgica confirmó que el segundo terrorista suicida era Najim Laachraoui, quien también participó en los atentados del 13-N en París. En un principio se informó que Laachraoui, un conocido terrorista experto en explosivos, había abandonado el aeropuerto antes de las explosiones y era buscado intensamente. Incluso, la fiscalía detuvo a otro hombre en el barrio de Anderlecht, que en un principio se había informado era Laachraoui. El hombre fue detenido en una operación y fue liberado tras ser interrogado. Sin embargo la fiscalía belga indicó que Laachraoui era el sospechoso que aparecía a la izquierda en la fotografía difundida por la Policía belga en la que se veía a tres hombres a quienes se les adjudicó los atentados en el aeropuerto. Y precisó que su identidad se pudo establecer tras las pruebas de ADN y las tareas de investigación realizadas de horas recientes. Laachraoui, nacido el 18 mayo de 1991, también era investigado por el Ministerio Público por su participación en los atentados de noviembre en París, que dejaron 130 muertos. El cerebro del aparato logístico de los ataques a París, es según las investigaciones de autoridades europeas Salah Abdeslam, quien fue detenido hace una semana y ello orilló a los atacantes de Bruselas a “precipitar” sus acciones. El 9 de septiembre pasado Abdeslam fue objeto de un control policial en la frontera entre Hungría y Austria a bordo de un vehículo Mercedes, en compañía de dos personas belgas que utilizaban los falsos nombres de Samir Bouzid y Soufiane Kayal. Según la investigación de las autoridades belgas la falsa identidad de Kayal correspondía en realidad a Laachraoui, quien viajó a Siria en febrero de 2013 y alquiló una vivienda en Auvelais, en el sur de Bélgica, que fue objeto de un registro policial el 26 de noviembre pasado. La Policía encontró trazas de ADN de Laachraoui en la casa de Auvelais y en el apartamento de la calle Henri Bergé, en el distrito bruselense de Schaerbeek, que habría sido utilizado por el grupo terrorista. También encontró esas trazas en el chaleco explosivo y en un trozo de tejido utilizado en la sala de espectáculos parisina Bataclan y en una bomba en el Estadio de Francia, señaló la Fiscalía. Previamente, la Fiscalía federal belga confirmó los vínculos de los terroristas suicidas del martes pasado en Bruselas con los atentados del 13-N en París, al revelar que uno de ellos había alquilado una vivienda en Charleroi, al sur de Bélgica, y que sirvió para preparar los ataques en la capital francesa. En un comunicado, la Fiscalía explicó que Jalid El Bakraui, quien se hizo saltar por los aires en el interior del metro en la estación Maelbeek, parada próxima a las instituciones europeas de Bruselas, había alquilado una habitación en la calle del Fort, en la ciudad de Charleroi.

Comentarios