La revista satírica ‘Charlie Hebdo’ se mofa de los atentados en Bruselas

martes, 29 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una vez más la revista satírica francesa ‘Charlie Hebdo’ presentó una controvertida y polémica portada en la que se mofa de los atentados de la semana pasada en Bruselas, cuyo saldo fue de 35 personas muertas. Sobre un fondo en el que se observan piernas y brazos mutilados, el conocido músico belga Stromae dice: “¿Papá, dónde estás?”. Los restos contestan: “Aquí”, “También aquí”, “Y aquí”. La portada de la publicación –atacada por yihadistas en enero de 2015 por sus irreverentes caricaturas de Mahoma– incluye una pequeña leyenda en la que puede leerse: “Bélgica, desorientada”, y juega con la letra de la canción que Stromae le dedicó a su padre, desaparecido en el genocidio de Ruanda en 1994. La portada de la revista desató una polémica en las redes sociales francófonas, como ocurrió antes con los atentados terroristas de París o con la muerte del niño sirio Aylan. “Cuando los atentados contra #CharlieHebdo, 1 millón de franceses estuvieron en la plaza de la República por la libertad de expresión. Dejadles expresarse”, lanzó en Twitter un usuario que respalda el humor negro de la publicación, identificado como “15 avril”. Otros se han sentido ofendidos por el punzante humor y reivindican que “la libertad de expresión no requiere necesariamente ser vulgar e irrespetuoso”, escribió en su cuenta de Twitter la internauta Zélie Gavillet, mientras otros contraatacaron con ironía. “Está bien la portada de Charlie Hebdo. Me reafirma aún más en mi convicción de que está a la altura de la prensa del corazón”, lanzó en un tuit Lyli Fox Jones, otra internauta. La víspera se dio a conocer que cuatro de los heridos que fueron hospitalizados tras los atentados en Bruselas, el pasado martes 22, perdieron la vida en las últimas horas, con lo que el balance oficial de muertos se elevó a 35 personas. "Cuatro pacientes han fallecido en el hospital. Los equipos médicos hicieron todo lo posible. Ánimo a todas las familias", señaló en su cuenta de Twitter el gabinete de la ministra belga de Asuntos Sociales y Salud Pública, Maggie De Block. Ese recuento no incluye a los tres kamikazes que se inmolaron: dos en el aeropueto de Zaventem y uno en la estación del metro de Maelbeek. En el balance difundido la noche del domingo 27 por el Centro de Crisis de Bélgica, las autoridades y forenses belgas habían identificado formalmente a 28 de las víctimas mortales, mientras que tres esperaban la verificación oficial tras un análisis de ADN. De los 28, un total de 15 fallecieron en las dos explosiones en el aeropuerto internacional de Zaventem. De ellos, sesis tienen nacionalidad belga y nueve son extranjeros de Estados Unidos, Holanda, Suecia, Alemania, Francia y China. En el ataque en el metro de Maelbeek, a pocos metros de las instituciones comunitarias, se ha identificado hasta ahora formalmente a 13 víctimas, de las cuales diez son belgas y tres extranjeras de Italia, Suecia y el Reino Unido.