Asegura Lula Da Silva que no teme a la justicia; fiscales 'encendieron en mí la llama”, dice

viernes, 4 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras dar su testimonio ante la policía federal en el aeropuerto de Congonhas, Brasil, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva aseguró que no teme a la justicia, y denunció los intentos de "criminalizar” al Partido de los Trabajadores. Hoy en Brasil, "ser amigo de Lula es algo criminal", se quejó, luego de calificar como "un show mediático" y "un espectáculo de pirotecnia" su detención y posterior liberación, esta mañana, para que declarara sobre el caso Petrobras. "Me sentí prisionero hoy de mañana", dijo Lula en la sede nacional del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) en Sao Paulo, y añadió: "Si querían escucharme solo tenían que llamarme, que yo iba, porque no debo y no temo" a la justicia. En conferencia de prensa, el exmandatario subrayó que los fiscales –quienes lo acusan de “posibles crímenes de corrupción y lavado de dinero”, y de haber recibido “muchos favores” de grandes constructoras– "encendieron en mí la llama. ¡La lucha continúa!". Mientras tanto, en el centro de Sao Paulo decenas de partidarios del expresidente agitaban banderas rojas del PT y carteles de apoyo a Lula. "¡No habrá golpe!", gritaban algunos. "Si se mete con Lula se mete conmigo", era una de las frases escritas en las pancartas que portaban los manifestantes. "Vine a dar mi apoyo a Lula y a defender la democracia contra esta expresión de 'antipetismo' que se ha instalado en Brasil y en la prensa. Yo voto por el PT desde 1980", dijo a la agencia AFP una de las partidarias de Lula, Edva Aguilar, de 58 años, quien vestía una camiseta con los rostros del exjefe de Estado y de la presidenta Dilma Rousseff.

Comentarios