Expresa Rousseff su 'absoluta inconformidad” por detención de Lula da Silva

viernes, 4 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, manifestó este viernes su "absoluta inconformidad" con la detención y posterior liberación del exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva para que declarara ante la policía por la investigación del escándalo de corrupción en Petrobras. "Manifiesto mi absoluta inconformidad con el hecho de que un expresidente de la República que, por varias veces, compareció voluntariamente para prestar declaración ante las autoridades competentes, sea ahora sometido a una innecesaria conducción coercitiva para prestar declaración", destacó Rousseff en un comunicado distribuido a la prensa. "En mi calidad de jefa de Estado, considero necesario ponderar que todos nosotros, agentes públicos, independientemente del Poder en que actuamos, debemos tener profundo sentido de responsabilidad respecto al cumplimiento de nuestras competencias constitucionales", añadió. Esta mañana la Policía Federal de Brasil allanó la casa del expresidente Luis Inácio Lula da Silva en Sao Paulo, a quien detuvo y llevó a declarar en su sede del aeropuerto de Congonhas. Tres horas después el exmandatario abandonó la comisaría, luego de un interrogatorio por el caso Petrobras, y se dirigió a la sede de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT), en el centro de la mayor ciudad brasileña. Más tarde, en conferencia de prensa, Luiz Inacio Lula da Silva aseguró que no teme a la justicia, y denunció los intentos de "criminalizar” al Partido de los Trabajadores. Hoy en Brasil, "ser amigo de Lula es algo criminal", se quejó, luego de calificar como "un show mediático" y "un espectáculo de pirotecnia" su detención y posterior liberación. "Me sentí prisionero hoy de mañana", dijo Lula en la sede nacional del PT en Sao Paulo, y añadió: "Si querían escucharme solo tenían que llamarme, que yo iba, porque no debo y no temo" a la justicia. La Fiscalía cree que el conjunto de indicios contra el exmandatario es "bastante significativo" y que el Instituto Lula, presidido por el líder político, recibió cerca de 20 millones de reales (unos cinco millones de dólares) en donaciones de cinco empresas implicadas en los desvíos en Petrobras.

Comentarios