Detienen en Brasil a exsecretario general del PT por caso Petrobras

viernes, 1 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un día después de la marcha “En defensa de la democracia” y contra “el golpe y el retroceso”, que convocó a cientos de miles de personas en Brasil y en el extranjero, la Policía Federal del país sudamericano detuvo al exsecretario general del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Silvio Pereira, como parte de la investigación que se sigue sobre las prácticas de corrupción en Petrobras. En un comunicado, fiscales señalaron que la detención es parte de una nueva fase en la investigación sobre desvíos de dinero en la petrolera estatal. Según un despacho informativo de la agencia Xinhua, la operación judicial busca cumplir 12 órdenes judiciales en los municipios de Sao Paulo, Carapicuíba, Osasco y Santo André. Esta mañana también fueron llevados a declarar el extesorero del PT, Delubio Soares –condenado por otro escándalo de corrupción durante el primer mandato del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010)– y el director del portal “Opera Mundi“, el periodista Breno Altman. Pereira fue detenido en Sao Paulo (sureste) junto al empresario Ronan María Pinto, propietario de un periódico en el área metropolitana de esa ciudad, así como de empresas del sector de transportes y recolección de basura. Pinto está acusado de cobrar 6 millones de reales (1.6 millones de dólares) de un crédito supuestamente irregular otorgado en 2004 por el Banco Schahin al empresario José Carlos Bumlai. Ese dinero se utilizó presuntamente para pagar deudas del gobernante PT, cuyo préstamo al parecer fue cancelado a través de un contrato con Petrobras en 2009. El empresario también fue implicado en el desvío de dinero público en Santo André, escándalo que terminó en 2002 con la muerte del alcalde Celso Daniel, quien fue coordinador de campaña del expresidente Lula da Silva. El desvío de recursos públicos se hizo a través de la repartición irregular de contratos con la empresa. Las detenciones se realizan un día después de que el pueblo brasileño salió a las calles para defender la institucionalidad y rechazar un golpe de Estado en el país sudamericano, donde el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva manifestó, a inicios de marzo pasado, su intención de ser candidato a las elecciones presidenciales de 2018 si el PT lo consideraba necesario. Tras esa declaración, los ataques de la derecha en Brasil contra la democracia no se hicieron esperar: Lula fue detenido y liberado horas después de rendir su declaración En aquella ocasión el politólogo Juan Manuel Karg manifestó, a través de TeleSUR, que la detención fue una maniobra que tiene que ver más con los medios de comunicación y con una parte de la justicia brasileña que con la causa Lava Jato, porque Da Silva presentó un pedido para postergar su declaración y preparar mejores elementos para su defensa y fue aceptado. También recordó que Lula es uno de los presidentes mejor valorados de la historia de Brasil, ya que durante su gestión logró sacar de la pobreza a 28 millones de ciudadanos. La detención es un montaje que tiene que ver con la intención de que Lula no pueda presentarse en las elecciones de 2018, apuntó. El analista manifestó que el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), antagónico del PT, quiere volver al poder para ejecutar una política económica distinta que incluye dejar de financiar los programas sociales.

Comentarios