Rousseff 'no renunciará” a su mandato, advierte el abogado José Eduardo Cardozo

lunes, 18 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dilma Rousseff “no renunciará” y “seguirá luchando hasta el final” por salvar su mandato, advirtió esta mañana el exministro de Justicia y actual abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo, luego de que ayer se aprobó en la Cámara de Diputados el juicio político contra la presidenta de Brasil. La presidenta “luchará con todos los que quieren la democracia y el estado de derecho”, recalcó Cardozo, y dijo que Rousseff se pronunciará mañana sobre los 367 votos de los diputados para iniciar el juicio político en su contra por irregularidades fiscales en las cuentas públicas. A Rousseff se le acusa de haber firmado decretos presupuestarios sin previsión de recursos en caja y de atrasos en los pagos a los bancos públicos, el llamado “pedaleo fiscal”. La mandataria brasileña siguió ayer la votación en el Palacio de Alvorada, la residencia oficial en Brasilia, junto con el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y un grupo de colaboradores, según información difundida por las agencias Notimex y Xinhua. El líder del gobierno brasileño en la Cámara de Diputados, José Guimaraes, del Partido de los Trabajadores (PT), reconoció la derrota, pero dijo que es “provisoria” y podrá ser revertida en el Senado. Rousseff continuará en el cargo hasta que el Senado determine por mayoría simple si acepta o no la moción en una fecha que todavía debe ser fijada. En caso afirmativo, será apartada del cargo 180 días, durante los cuales el vicepresidente Michel Temer asumirá interinamente la presidencia. Si en esos 180 días el Senado no aprueba, por dos tercios, la destitución, Rousseff volverá a ser presidenta. El pasado viernes 15, cuando inició el debate para analizar la apertura del proceso de juicio político contra la presidenta brasileña, Cardozo destacó que el ´’impeachment’ estaba “viciado” porque se produjo un “desvío de poder” por parte del presidente de la Cámara Baja, Eduardo Cunha, al aceptarlo “en retaliación” al Ejecutivo por retirarle el apoyo ante las investigaciones de corrupción por la trama Petrobras. En un enérgico discurso de 25 minutos, Cardozo también dijo que Rousseff no practicó ningún acto ilegal y aseguró que se está llevando a cabo “un golpe”. “La historia jamás perdonará” una ruptura democrática”, subrayó. Por su parte, la mandataria brasileña describió todo este proceso como un "golpe" orquestado desde la oposición con fines políticos.

Comentarios