'Sin bases legales”, juicio contra Rousseff: teólogo Leonardo Boff

lunes, 25 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El teólogo Leonardo Boff afirma que la decisión de abrirle juicio político a la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, aprobada por la Cámara de Diputados de ese país, es una decisión “sin bases legales, lo cual viola el precepto de constitucionalidad”. A través de una misiva, publicada hoy en Aristegui Noticias, Boff recalca contundente que esta determinación representa un “golpe parlamentario inaceptable”. Y señala que los diputados, que achacan a Rousseff una presunta irresponsabilidad fiscal, “en lugar de apoyarse jurídicamente en el eventual delito, dieron alas a la politización de la insatisfacción generalizada que se extiende a través de la sociedad por la crisis económica, el desempleo y la corrupción en Petrobras. Esta insatisfacción puede representar un error político de la presidenta, pero no constituye ningún delito”. El teólogo brasileño –uno de los máximos exponentes de la llamada teología de la liberación–, cita en su carta una opinión del diario estadunidense The New York Times, publicada el pasado 15 de abril, donde señala que Rousseff “no robó nada, pero está siendo juzgada por una banda de ladrones”. Boff apoya esta afirmación y agrega que el mismo presidente de la Cámara, que presidió la sesión contra Dilma, el diputado Eduardo Cunha, es “un gángster juzgando a una mujer decente, contra quien nadie se atrevía a atribuirle algún delito”. Indica que varios de los diputados que “hipócritamente” tildan de “corrupto” al gobierno de Rousseff, también están “bajo sospecha de delitos de corrupción”. Y agrega: “Buena parte de ellos fue electa con el dinero de la corrupción política, sostenida por las empresas… los diputados no representan los intereses colectivos, sino los de las empresas que financian sus campañas”. Por último, señala que con la decisión de darle cabida al juicio político, “todos salimos disminuidos como nación y con vergüenza de los representantes del pueblo que, en realidad, no lo representan ni tienen la intención de cambiar las reglas del juego político”.

Comentarios