Irá España a nuevas elecciones: el Rey se abstiene de proponer candidato a la investidura

martes, 26 de abril de 2016
MADRID (apro).— La convocatoria de nuevas elecciones en España para celebrarse el 26 de junio, es inminente. La Casa Real anunció esta tarde que el rey Felipe VI se abstendrá de proponer un candidato para presentarse nuevamente a la investidura de gobierno, debido a que ninguno de los líderes partidistas cuenta con los apoyos suficientes para encabezar al Poder Ejecutivo. El plazo establecido por la ley española vence este lunes 2 de mayo (dos meses después de la primera votación de investidura fallida de Pedro Sánchez, el 2 de marzo pasado) por tanto es de esperarse que el monarca, como jefe del Estado, firme el martes 3 el decreto de disolución de las dos cámaras (Congreso de los Diputados y Senado) y convoque a las nuevas elecciones. El presidente del Congreso, Patxi López confirmó en rueda de prensa que el monarca no propondrá ningún candidato al pleno del Congreso para una investidura y que están abocados a la disolución de las cámaras y a la convocatoria de las nuevas elecciones. “El monarca no propondrá a ningún candidato a nueva investidura, porque ninguno tiene los apoyos suficientes. Y estamos a la espera de que el día 2 elaboremos el decreto de disolución y de convocatoria de las elecciones”, dijo López. Expresó que el rey encuentra que hay un “cierto bloqueo, bueno, falta de acuerdo, pero no bloqueo institucional y el sistema democrático en España funciona con todo vigor”. Patxi López reconoció la molestia de la ciudadanía porque los partidos no hayan llegado a un acuerdo y se tenga que ir a nuevas elecciones. El anuncio del rey se dio a conocer pasadas las 20 horas, tras encabezar la tercera y última ronda de consultas del jefe de Estado con los grupos parlamentarios. Una primera tanda de reuniones se celebró el lunes y hoy se completó con reuniones con las principales fuerzas políticas, con los líderes de Ciudadanos, Albert Ribera; Pablo Iglesias de Podemos; Pedro Sánchez de PSOE y Mariano Rajoy por el PP. Se reparten culpas Tras sus encuentros con el rey, los dirigentes de los principales partidos se acusaron mutuamente por la falta de acuerdo y tener que ir a nuevas elecciones. Tras declarar: “estamos abocados a nuevas elecciones”, Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, acusó al Partido Popular y a Podemos del “bloqueo” para que él pudiera formar gobierno, luego de fracasar en las dos votaciones a las que se sometió en el Pleno del Congreso de los Diputados, donde no consiguió los votos suficientes para asumir el Poder Ejecutivo. El dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, responsabilizó al PSOE y a Pedro Sánchez de haber desechado un gobierno progresista. Albert Ribera de Ciudadanos advirtió que el PP no se quiso sumar a una gran coalición con el PSOE y el partido que él encabeza. Rajoy acusó a Pedro Sánchez de ni siquiera querer hablar con él para que el socialista se sumara a su gobierno. En este marco, el partido valenciano Compromís hizo una propuesta in extremis para formar gobierno, con 30 propuestas, pero no logró el consenso. Primero hubo una contrapropuesta de los socialistas que aceptaron 27 de las propuestas, pero hizo una serie de matizaciones. Ciudadanos de plano la rechazó, y Podemos tampoco la consideró, pero acusó a los socialistas del fracaso de esa propuesta de su partido aliado. Pedro Sánchez consideró que las nuevas elecciones implican posponer dos meses más el inicio de un gobierno de consenso y de propuestas y advirtió de lo lesivo que podría ser que Mariano Rajoy repita en la presidencia de España, por sus políticas que perjudicaron al conjunto de los españoles. Sánchez acusó a Podemos y a Pablo Iglesias de haber “traicionado” el valor con el que nació, para hacer un “cambio” en España: “Hemos visto que el señor Iglesias ha cerrado la puerta y ha echado el candado a esa contrapropuesta que hemos ofrecido”, dijo. Siguió apostando por la propuesta con 200 puntos que hizo su partido en un pacto con Ciudadanos, a la que solo se sumó un voto de Coalición Canaria. “El señor Iglesias nunca quiso pactar, nunca quiso ver a un presidente socialista al frente de la Moncloa”, le reprochó. En contraparte, horas antes, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, señaló que la propuesta de Compromís –partido aliado de Podemos— era “una propuesta sensata de coalición progresista. Por desgracia he visto el no del PSOE”, lamentó.

Comentarios