Estados Unidos analiza nexo de su sistema financiero con #PanamaPapers

martes, 5 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos revisa los documentos de la investigación #PanamaPapers que puso al descubierto una red global de empresas en paraísos fiscales y sociedades ficticias para evadir impuestos y sanciones económicas, y ocultar fortunas a través de la firma legal panameña Mossack Fonseca. “Estamos enterados de los reportes y los estamos revisando”, afirmó Peter Carr, vocero de la dependencia estadunidense en una declaración escrita citada por la agencia Notimex. Carr aclaró que aunque no podía comentar los puntos específicos de los documentos, “el Departamento de Justicia toma muy en serio los alegatos creíbles de corrupción extranjera de alto nivel que pudiera tener un nexo con el sistema financiero de Estados Unidos”. El vocero presidencial Josh Earnest evitó hablar sobre los documentos, pero insistió en que el gobierno seguirá pugnando por una mayor transparencia en operaciones financieras. “A pesar de la falta de transparencia que existen en muchas de estas operaciones, hay expertos determinados tanto en el Departamento del Tesoro como del Departamento de Justicia que las pueden examinar”, señaló. La Casa Blanca, dijo, ha llamado al Congreso a “cerrar los vacíos legales” en el sistema tributario de Estados Unidos para evitar la evasión fiscal entre las grandes corporaciones internacionales estadounidenses. “El presidente (Barack Obama) ha llamado de manera repetida al Congreso a reformar nuestro sistema tributario para negocios para cerrar los vacíos, reducir los impuestos corporativos y simplificar el código fiscal”, dijo Earnest. A través de una declaración escrita afirmó que el gobierno ha actuado para atacar esos vacíos, y enfatizó que el presidente “está complacido” con las acciones del Departamento del Tesoro para “disuadir” a las compañías de mudar al extranjero sus residencias fiscales en papel, para evitar pagar impuestos. Las decisiones de negocios, abundó, deben estar basadas en estrategias de negocios y eficiencia económica, “no triquiñuelas de contabilidad” que abusan del ineficiente sistema fiscal”. “Las acciones de este día han sido construidas sobre los pasos que el Departamento del Tesoro ha tomado ya para reducir y cuando sea posible detener, los beneficios de las inversiones corporativas, las cuales han ayudado a reducir el flujo de estas transacciones”, señaló. Insistió que sólo el Congreso puede detener de manera definitiva esta práctica, y es por eso que el presidente Barack Omaba ha propuesto cerrar por completo el vacío que permite las inversiones corporativas en sus tres presupuestos de egresos. “El Congreso debe seguir el liderazgo de la administración en apoyar a los trabajadores y los negocios que juegan bajo las reglas, en lugar de proteger las corporaciones que exportan empleos y ganancias al extranjero”, subrayó. Las operaciones diseñadas para evadir impuestos y sanciones económicas y ocultar fortunas, en las que participaron 12 líderes mundiales, 61 familiares o socios de líderes, 128 políticos y 29 millonarios fue puesta en evidencia por una investigación conjunta #PanamaPapers que duró un año y participaron 100 medios de comunicación de 78 países, incluido Proceso y 370 reporteros. La investigación se basa en 11.5 millones de archivos de la firma legal panameña Mossack Fonseca, e incluye 4.8 millones de correos electrónicos y 4.8 millones de documentos, que superan el volumen de documentos sobre el programa de espionaje electrónico de Estados Unidos filtrado por el portal WikiLeaks. La indagación abarca políticos y personalidades de países como Rusia, Islandia, Gran Bretaña, Arabia Saudita, China, Egipto Ucrania, México y Argentina, entre otros.

Comentarios