Familia de Berta Cáceres rechaza que OEA indague crimen; pide grupo autónomo

jueves, 7 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Familiares de la líder indígena hondureña Berta Cáceres rechazaron que la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), de la Organización de Estados Americanos (OEA), investigue el asesinato de la activista. "Aclaramos (el miércoles en una reunión con Almagro) nuestro deseo de que no sea la MACCIH la que investigue el caso de mi mami, pero sin embargo han planteado todo lo contrario. Esto me preocupa, como también me preocupa la confusión que esto crea a una comunidad que está expectante a lo que pasa en torno al caso", dijo Berta Zúniga Cáceres, hija de la fundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh). Y pidió que un grupo autónomo, similar al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que indaga el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, sea el que investigue la muerte de su madre por su “desconfianza” ante la “total ineficiencia” de las instituciones de su país. Las declaraciones de Zúñiga Cáceres –en un comunicado difundido hoy por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil)– se dan después de que ayer el secretario general de la OEA, Luis Almagro, anunció en su cuenta de Twitter que la MACCIH “investigará corrupción política/económica en crimen #BertaCáceres". Almagro añadió: "OEA con MACCIH responde positivamente a solicitud del Gobierno de Honduras de fortalecer investigación". Pero la familia de la activista asesinada y el Copinh quieren que "un grupo independiente e interdisciplinario de personas expertas vaya a Honduras cuanto antes para poder coadyudar en las investigaciones del caso". Y confían en que "se respete la voluntad de las víctimas", destacó la agencia DPA en un despacho informativo. Los familiares señalaron que la CIDH es "el único órgano con experiencia y competencia en violaciones de derechos humanos, correspondiéndole, por lo tanto, apoyar técnicamente en investigaciones de este tipo". Y consideraron que "no puede delegarse este trabajo a la MACCIH, al ser ésta creada para atacar redes y casos de corrupción y no contar con facultades suficientes para intervenir en el caso". La familia y el Copinh también mostraron su disconformidad por la manera en que se está llevando el proceso de investigación por parte del Estado, "no teniéndoles en cuenta y no permitiéndoles tener una participación activa en las investigaciones, hasta tal punto que sólo se enteran sobre lo que acontece en el caso a través de comunicados públicos".

Comentarios