Designación de Lula entorpecería investigación sobre corrupción en Petrobras: fiscal

viernes, 8 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Rodrigo Janot, fiscal general de Brasil, sostuvo ayer que la Corte Suprema no debe permitir que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva asuma el cargo de jefe de gabinete del gobierno de su sucesora, la mandataria Dilma Rousseff, porque cree que podría entorpecer la investigación que se adelanta en su contra como parte de un amplio entramado de corrupción en la estatal petrolera Petrobras. Rousseff designó a Lula como jefe de gabinete en marzo, un nombramiento ampliamente visto como una jugada que protegería al otrora popular mandatario de un posible arresto en el marco de la investigación del presunto pago de sobornos por contratos en Petrobras. Como miembro del gabinete, destacó la agencia AP en un despacho informativo, Lula sólo puede ser investigado por la Corte Suprema de Brasil. Gilmar Mendes, magistrado de la Corte Suprema, suspendió temporalmente el nombramiento de Lula al argumentar que la designación ayudaría al exmandatario a evadir sus líos legales. Por ello, el miércoles 20 se espera que la Corte confirme la suspensión decretada por Mendes.

Comentarios