Corte rechaza último recurso de Rousseff; Senado, en sesión para definir si juicio político va

miércoles, 11 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En un nuevo revés a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, la máxima corte de ese país, el Supremo Tribunal Federal (STF), rechazó el recurso presentado por el gobierno para tratar de detener una votación en el Senado que avalara el juicio político en contra de la mandataria. El proceso de impeachment la suspendería del cargo durante 180 días y podría luego conducir a su destitución. El Magistrado Teori Zavascki, responsable por analizar el recurso en que la Abogacía General del Estado, pidió la nulidad de todo el proceso por supuestos vicios de origen, rechazó la petición y autorizó que el proceso siga en el Senado. El proceso fue iniciado por el depuesto presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien, según abogados del Gobierno, fue alentado por motivaciones políticas contra Rousseff. Este recurso fue el último intento por el titular de la Abogacía General del Estado, José Eduardo Cardozo, para impedir la votación de hoy y frenar el inicio del juicio. En el Senado hay una clara mayoría en favor de enjuiciar a la Jefa de Estado. Asimismo, el presidente del Senado brasileño, Renan Calheiros, rechazó hoy la solicitud del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de suspender la sesión del día en la cámara alta. Calheiros respondió a la petición de la senadora del PT, Gleisi Hoffmann, quien pidió anular todo el proceso contra la Presidenta por las irregularidades que según ella se han producido desde su inicio. Inicia Senado brasileño sesión definitoria Esta mañana, el Senado brasileño inició la sesión sobre la apertura de un juicio político (impeachment) que podría terminar en la destitución de la presidenta Dilma Rousseff. Para aprobarse, la moción necesita una mayoría simple (más de 50 votos), tras lo cual Rousseff sería separada del cargo por hasta 180 días. Durante ese tiempo el Congreso deberá adelantar el juicio político y votar si retira a Rousseff definitivamente del cargo. De concretarse, el vicepresidente, Michel Temer, asumiría el cargo y tendría que terminar el período para el que fue elegida Rousseff, y que concluye el 31 de diciembre de 2018. Sería la primera vez desde la vuelta a la democracia que Brasil remueve a un Mandatario del cargo. La última vez fue hace 24 años, con Fernando Collor, ahora senador. La sesión comenzó con una hora de retraso, y se espera que la votación electrónica inicie en la tarde noche o inclusive durante las primeras horas de mañana. Si todos los senadores registrados hablan por un máximo de 15 minutos, a lo que tienen derecho, la votación podría tomar entre tres o cuatro horas.

Comentarios