Cada día hay cuatro ataques armados contra niños en hospitales o escuelas: Unicef

jueves, 19 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A menos de una semana de que se realice la primera Cumbre Humanitaria Mundial, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) publicó un informe en el que destaca que fuerzas y grupos armados atacan todos los días un promedio de cuatro hospitales o escuelas en países en conflicto, entre ellos Siria, Afganistán y Yemen, Sudán del Sur, Palestina y Nigeria. Los resultados del ‘Informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre los niños y los conflictos armados’ se dieron a conocer poco después de que se produjeran los ataques más recientes contra instalaciones y trabajadores de la educación y la salud, de acuerdo con un comunicado de Unicef. Esos ataque incluyen un bombardeo de escuelas en Yemen y un ataque el pasado 27 de abril contra un hospital en Aleppo, Siria, en el que murieron por lo menos 50 personas, entre ellos uno de los últimos pediatras que se encontraban en la zona. “A los niños se les mata, se les hiere o se les causan discapacidades permanentes, justo en aquellos lugares en donde se les debe proteger y deben sentirse seguros”, dijo Afshan Khan, directora de programas de emergencia en Unicef. Añadió: “Los ataques contra las escuelas y los hospitales durante los conflictos son una tendencia alarmante y vergonzosa. Los ataques intencionales y directos contra estos establecimientos, y contra los trabajadores de la salud y los maestros pueden considerarse crímenes de guerra. Los gobiernos y otras partes interesadas tienen que proteger urgentemente las escuelas y los hospitales, defendiendo las disposiciones del derecho humanitario internacional y las leyes internacionales de derechos humanos, y los Estados deben firmar la Declaración sobre Escuelas Seguras”. El informe precisa que los ataques contra las escuelas y los hospitales son una de las seis violaciones graves contra los niños que han sido consideradas y establecidas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Y el último ‘Informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre los niños y los conflictos armados’ documentó más de mil 500 incidentes de ataques a escuelas y hospitales en 2014, o el uso de estos establecimientos con fines militares. El año pasado el sistema de monitoreo de las Naciones Unidas documentó también lo que se denomina “doble tap” o incluso “triple tap”, atentados contra centros de salud en los que se atacó a civiles y al personal de socorro que llegaba a la escena. Más allá de los ataques contra edificios, los conflictos tienen otras consecuencias sobre la educación y la salud de los niños. En Siria, por ejemplo, además de los ataques a hospitales, el retiro de los suministros médicos y quirúrgicos de las caravanas de ayuda, las restricciones a las evacuaciones médicas y el asesinato de personal médico significa que los civiles de las zonas afectadas tienen cada vez menos posibilidades de acceder a una atención esencial y vital, destaca el documento. “Secuestran a los niños en sus escuelas en circunstancias terribles, en países como Nigeria y Sudán del Sur, mientras que a otros les violan o les reclutan y utilizan como soldados”, dijo Afshan Khan. La primera Cumbre Humanitaria Mundial se llevará a cabo en Estambul el 23 y el 24 de mayo. Ahí, dirigentes mundiales analizarán la mejor manera de responder con eficacia a las principales situaciones de emergencia humanitaria y de estar preparados para afrontar los retos del futuro.

Comentarios