Piden científicos reubicar Juegos Olímpicos por el zika; advierten riesgo de pandemia

viernes, 27 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En “nombre de la salud pública”, alrededor de 125 científicos demandaron posponer o realizar en otro lugar los Juegos Olímpicos de Río 2016, ante el debilitado sistema de salud de Brasil y el ineficaz programa para hacerle frente a la epidemia del zika. En una carta enviada a la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacan que los nuevos descubrimientos de ese virus hacen "poco ético" que se continúe con lo planeado en torno de la magna justa veraniega. "Se está corriendo un riesgo innecesario, considerando que medio millón de turistas de varios países asistirán a los Juegos y podrían infectarse para luego volver a casa y convertir esto en una pandemia", afirman. Seguir adelante con la organización de los Juegos sería "inmoral", subrayan los científicos en su misiva, pese a que el propio Comité Olímpico Internacional (COI) descartó esa posibilidad. Los autores del documento enviado a la OMS son los profesores Amir Attaran, de la Universidad de Ottawa; Arthur Caplan y Lee Igel, de la Universidad de Nueva York, y el doctor Christopher Gaffney, de la Universidad de Zúrich. Entre los firmantes se encuentran científicos, profesores y médicos de la Universidad de Tokio, Universidad de Columbia, Universidad de Pensilvania, Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y Universidad de Brasilia. También de la Universidad de Princeton, Universidad de Manchester, Universidad de la Columbia Británica, Universidad de California-Berkeley, Iniciativa Bioética Global y el Centro para la Investigación de la Salud de EE.UU. El exasesor científico de la Casa Blanca, doctor Philip Rubin, también firma la misiva. En febrero pasado la OMS declaró que la epidemia de zika era una emergencia global, y en sus más recientes evaluaciones de esta semana dijo que "no ve un declive general del brote". "La llama ya está encendida, pero no es racional no hacer algo respecto a los Olímpicos", dijo Amir Attaran, un profesor de la Universidad de Ottawa y uno de los autores de la carta. "No es momento de echarle más gasolina al fuego", apuntó.

Comentarios