Ministro de Transparencia de Michel Temer, en problemas por corrupción

lunes, 30 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, destituida temporalmente el pasado jueves 12, ha acusado a sus enemigos de bloquear la investigación de Petrobras y de expulsarla por permitir que la pesquisa continuara. Hoy nuevas filtraciones le dan la razón. Fabiano Silveira, a quien el presidente interino Michel temer nombró ministro de Transparencia, fue grabado mientras recomendaba tomar una serie de medidas para obstruir las investigaciones de corrupción en la petrolera. El titular de la cartera de Transparencia, Fiscalización y Control presentó una lista de "iniciativas y de acciones" para que políticos aliados a Temer impidan el avance del Lava Jato, el operativo de investigación en Petrobras que lleva el juez Sérgio Moro. La grabación fue realizada por Sergio Machado, expresidente de la empresa Transpetro, integrante del holding Petrobras, quien ha presentado varias filtraciones de audio ante la Justicia para obtener beneficios en sus eventuales condenas. El ministro de Transparencia fue grabado cuando recomendó hablar con una serie de funcionarios de la Justicia durante un encuentro con Machado y el presidente del Senado Renán Calheiros. Dicha grabación fue realizada el 24 de febrero pasado, según informó hoy la influyente cadena Globo, que tuvo acceso al audio. Machado firmó un acuerdo de "delación premiada" con la Procuraduría General de la República para atenuar su pena. La conversación fue transmitida la noche de este domingo, meses antes de que el Senado vote para procesar y eventualmente para suspender en definitiva a la presidenta Dilma Rousseff, lo que dejaría el gobierno en manos de Temer. El pasado lunes 23, las escuchas telefónicas pusieron contra las cuerdas al ministro de Planificación, Romero Jucá, quien tuvo que solicitar licencia. El ministro, un hombre cercano Temer e investigado por desvíos en Petrobras, protagonizó el primer escándalo del nuevo gobierno apenas 11 días después de asumir en sustitución de Dilma Rousseff. En una grabación divulgada por el diario Folha de Sao Paulo, Jucá mantiene una conversación con el expresidente de la estatal Transpetro Sergio Machado, también sospechoso de participar en la gigantesca red de corrupción de Petrobras. En la conversación, grabada en marzo, Jucá sugiere, todavía como senador, que un cambio en el gobierno y la llegada al poder de Temer podría propiciar la creación de un "pacto nacional" que "delimitase" las investigaciones sobre ese escándalo. En su primera reacción pública, Jucá admitió la charla pero dijo que fue "sacada de contexto" y rechazó la posibilidad de dimitir. Sin embargo, arrastrado por el vendaval y presionado por sus correligionarios, Jucá pidió horas más tarde una "licencia" de su cargo. Tres días después una nueva grabación filtrada por el mismo diario Folha de Sao Paulo comprometió al presidente del Senado brasileño, Renan Calheiros, quien en ese audio afirma estar a favor de modificar la ley que regula las llamadas "delaciones premiadas" de presos y que contemplan una reducción de la pena. El audio divulgado muestra una conversación entre Calheiros y el expresidente de la estatal Transpetro, Sergio Machado, ambos investigados por su supuesta participación en la trama de corrupción de Petrobras. De acuerdo con Folha, Machado sugiere un "pacto" para "pasar un borrador en Brasil" y Calheiros responde que "antes de pasar un borrador" son necesarias varias medidas, entre ellas frenar las "delaciones premiadas de presos". Esos acuerdos de cooperación judicial a cambio de una reducción de pena han sido un mecanismo recurrente en el marco de las investigaciones de la corrupción en la petrolera. Varios de los implicados han revelado cómo operaba esa red y han permitido a las autoridades avanzar en las investigaciones y detener a algunos de los participantes de la trama. En entrevista con el mismo diario, Dilma Rousseff aseguró que la verdadera intención de su juicio político es obstruir una investigación de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. Rousseff aseguró además que el suspendido líder de la Cámara baja, Eduardo Cunha, tiene una influencia central en el gobierno encabezado por el presidente interino Michel Temer. "Ellos (los audios) demuestran que la verdadera causa de mi juicio político es intentar obstruir la operación Lava Jato por parte de los que pensaban que, con un cambio del gobierno, el derrame de sangre podría continuar", dijo Rousseff en la entrevista. La suspendida mandataria hizo referencia a la expresión "detener el derrame de sangre" usada por el senador del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) Romero Juca en la conversación grabada en marzo con el presidente de la petrolera Transpetro, sugiere frenar el avance de la extensa investigación en Petrobras. Ahora Juca y Machado están siendo investigados por sus supuestos vínculos con el escándalo de corrupción.

Comentarios