Desciende 26% el número de muertes por sida en los últimos cinco años: UNAIDS

martes, 31 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (UNAIDS), que se ha planteado el objetivo de poner fin a la epidemia en 2030, informó que en los últimos cinco años el número de muertes por esa enfermedad bajó 26% (de 1.5 millones a 1.1 millones), gracias a que 17 millones de personas de todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral. De acuerdo con un informe del UNAIDS, la cobertura del tratamiento contra el VIH aumentó a nivel global, especialmente en la región más afectada, el sur y este de África, donde el acceso a los antirretrovirales pasó de 24% en 2010 a 54% en 2015, lo que ha posibilitado el tratamiento de más de 10 millones de personas. En Sudáfrica, por ejemplo, cerca de 3.4 millones de personas reciben tratamiento, "más que en cualquier otro país del mundo". Durante la presentación del informe en Nairobi, el director ejecutivo del organismo, Michel Sidibé, dio un mensaje para animar a todos los países “a que aprovechen esta oportunidad sin precedentes para poner en marcha los programas de prevención y tratamiento contra el sida, con el objetivo de poner fin a la epidemia en 2030". Según el informe, la reducción de la mortalidad ha sido mayor entre las mujeres (33 %) en comparación con los hombres (15 %), debido a que estos últimos inician el tratamiento de forma más tardía, pero el porcentaje de contagios apenas ha variado en los últimos años, y en 2015 se registraron 2.1 millones de trasmisiones. No obstante el descenso en el número de muertes, la ONU sigue preocupada por la elevada tasa de nuevos contagios que se registraron en 2015, en el que 2.1 millones de personas contrajeron el virus, un porcentaje que apenas ha variado respecto a 2010, cuando hubo 2,2 millones de nuevos contagios. Frenar todavía más esos nuevos contagios de VIH suponen el "gran desafío" actual para UNAIDS, ya que hasta ahora los esfuerzos de gobiernos y organizaciones internacionales no han logrado reducir esta cifra, que se han mantenido "casi estática" en 2015. "Detrás de estos números hay múltiples desigualdades, en todas las regiones y dentro de los países, así como entre hombres y mujeres y jóvenes y mayores", apunta el informe. En África Subsahariana, las jóvenes sufrieron el 2% de los nuevos contagios y las mujeres el 56%, debido a "las desigualdades de género, el acceso insuficiente a la educación y servicios de salud sexual y reproductiva, la pobreza, la inseguridad alimentaria y la violencia". UNAIDS insistió en que la lucha contra el sida tiene que prestar mayor atención a trabajadores sexuales, consumidores de drogas inyectables, presos, transexuales y homosexuales, ya que son los grupos que están expuestos a un mayor riesgo de contagio. Sidibé también recordó que "acabar con la discriminación que conlleva el sida es uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos, pero también uno de los más importantes" en la actualidad.

Comentarios