Publica el FBI versión 'censurada” de negociaciones con asesino de Orlando

lunes, 20 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En tres llamadas de negociación que sostuvieron autoridades de Estados Unidos con Omar Seddique Mateen, el autor del tiroteo al bar Pulse de Orlando, Florida, éste amenazó con colocar chalecos explosivos a cuatro rehenes y advirtió que habrían más ataques como ese. Y aunque en sus llamadas el joven de 29 años de padres afganos juró lealtad al Estado Islámico, la policía afirmó que no encontró ningún aparato explosivo en el bar y tampoco se ha confirmado que Mateen recibiera una instrucción directa desde el exterior para cometer el ataque. Mateen, entró a la discoteca de gay Pulse con un fusil de asalto y una pistola, masacró a 49 personas e hirió a decenas más. Las transcripciones parciales de las conversaciones del asesino de Orlando con el 911 fueron reveladas este lunes por el Buró Federal de Investigación (FBI). Según el FBI durante las llamadas, mientras algunos rehenes eran liberados, Mateen dijo que colocaría “cuatro chalecos con bombas” a rehenes en los próximos 15 minutos. Sin embargo, la policía no encontró aparatos explosivos en el bar frecuentado por homosexuales. Mateen también aseguró que tenía un chaleco como el usado en Francia en los atentados yihadistas de noviembre de 2015 en París, y se ostentó como un “soldado islámico” y juró lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (EI). Las tres conversaciones entre Mateen y los negociadores de la Policía de Orlando duraron en 28 minutos, y hubo intentos de las autoridades para contactarlo posteriormente pero no tuvieron éxito. Durante las negociaciones telefónicas, el asesino aseguró que en los “próximos días” se iban a registrar “más de este tipo de acciones”. En una rueda de prensa en Orlando, el agente especial del FBI Ron Hopper insistió que no existe “ninguna evidencia de que (Mateen) estuviera relacionado con grupos terroristas islámicos”. Y aseguró que Mateen llamó “premeditadamente” al teléfono de emergencias 911 de manera “relajada y calmada”. De acuerdo con las transcripciones parciales, que causaron polémica al considerar absurda la decisión oficial de “censurar” partes en las que se hace referencia al EI, Mateen aseguró: “estoy en Orlando y soy el autor del tiroteo“. En una de las llamadas, realizada a las 2:35 de la madrugada, llamó al 911 desde el interior del club y duró sólo 50 segundos. Esta es la transcripción parcial que dio a conocer el FBI: --911 Emergencias. Esto está siendo grabado. --En el nombre de Dios el Misericordioso, el benéfico (en árabe). --¿Qué? --Alabemos al Señor, y oraciones y la paz sean con el profeta de Dios (en árabe). Les informo que estoy en Orlando y soy el autor del tiroteo. --¿Cuál es su nombre? --Mi nombre es Yo juro lealtad a (se omite) --Ok, ¿cuál es su nombre? --Mi nombre es Yo juro lealtad a (se omite) que Dios lo proteja (en árabe), en el nombre de (se omite) --Ok, ¿dónde se encuentra? --En Orlando --¿Dónde en Orlando? Esa fue la última pregunta que le hicieron antes de acabar la llamada. Posteriormente, según el FBI, Mateen tuvo tres conversaciones entre las 2:48 y las 3:24 de la madrugada con el equipo de crisis de la policía de Orlando. En una de las llamadas Mateen pidió al negociador de la policía que pidiera a Estados Unidos que parara de bombardear Siria e Irak. Las versiones estenográficas fueron parciales porque el FBI y el Departamento de Justicia decidieron censurar pasajes relacionados con el EI. “No vamos a propagar retórica violenta que viene de otras personas, sea del exterior o del interior del país”, justificó el agente del FBI, Ronald Hopper. Ante la postura oficial, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, calificó como “absurda” la decisión del gobierno estadunidense. “Es absurda una edición selectiva de la versión estenográfica. La administración debe dar a conocer la versión completa para que el público tenga claro quien hizo esto”, dijo Ryan.

Comentarios