Popeye: de sicario a youtuber

martes, 7 de junio de 2016
BOGOTÁ (apro).- Jhon Jairo Velásquez Vásquez, Popeye, el exjefe de sicarios de Pablo Escobar, no sabe bien cómo pasó de exconvicto a youtuber. Tiene la sospecha de que en esa transformación jugó un papel muy importante un personaje que, en apariencia, no tiene nada que ver con él: Diosdado Cabello, el hombre más poderoso de Venezuela después del presidente Nicolás Maduro. La forma en que Cabello se cruzó en su camino fue circunstancial, cuando Popeye menos lo esperaba. En realidad es muy difícil saber por qué el número dos del chavismo se interesó en el expistolero del Cártel de Medellín, pero así ocurrió. Y eso fue posible gracias a las redes sociales. Resulta que desde hace unos ocho meses Popeye abrió un canal de videos en la red Youtube, en el que interactúa con los 111 mil 242 seguidores que están suscritos a ese servicio. A finales de abril, una internauta venezolana le pidió apoyar la “firmatón” que organizó la oposición de Venezuela para convocar a un referendo revocatorio contra el presidente de ese país, Nicolás Maduro. Popeye recuerda que entonces hizo un video que subió a su canal. “Ahí les decía a los hermanos venezolanos que salieran a firmar para sacar del poder a Maduro porque el chavismo convirtió a Venezuela en un país pobre que importa el 95% de sus alimentos típicos”. Jhon Jairo dice que nunca pensó que ese video fuera a provocar el alboroto político que generó en Venezuela. Y menos que Diosdado Cabello, en persona, se ocupara de él. Quizá fue porque la profundidad de la crisis que vive Venezuela y la impopularidad de Maduro --que llega a 80%, según varias encuestas-- hizo que la oposición de ese país recolectara en solo tres días un millón 800 mil firmas, ocho veces más de las que señala la ley para activar el proceso hacia un referendo revocatorio. O es probable que Cabello haya querido descalificar la “firmatón” por el llamado de Popeye a participar en ella. El caso es que Cabello, el segundo hombre más poderoso de Venezuela y quien tiene el programa de televisión “Con el mazo dando”, arremetió contra el exjefe de sicarios del Cártel de Medellín en la emisión del 4 de mayo de ese espacio televisivo, donde presentó el video de Popeye invitando a los venezolanos a participar en la “firmatón”. El dirigente chavista, quien es diputado y vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), dijo que Popeye es narcotraficante, que fue lugarteniente de Pablo Escobar y que “mañana lo verán ustedes aquí dictando conferencias” porque “eso es lo que (los dirigentes opositores) traen aquí, una joyería”. El expistolero del Cártel de Medellín, quien salió de prisión en agosto de 2014 tras cumplir una condena 23 años, le respondió el 15 de mayo en un video al poderoso político venezolano: “Señor Diosdado Cabello, de bandido a bandido ¿quién es más bandido? Yo ya pagué 23 años y tres meses de cárcel por mis crímenes en las prisiones más bravas de la república de Colombia. A usted le falta pagar”, destacó el exconvicto, quien radica en la ciudad colombiana de Medellín. Ese video fue para Popeye su consagración como youtuber, con 793 mil 871 visitas en sólo tres semanas. Y es que el exjefe de sicarios de Escobar le recordó a Cabello que la justicia estadunidense lo tiene en la mira y que “tarde que temprano” lo capturará. Y remató: “Usted es el jefe del Cártel de los Soles”. Con este nombre se conoce al grupo de altos oficiales de la Fuerza Armada de Venezuela relacionado con el narcotráfico. Según medios estadunidenses, la agencia antidrogas (DEA) y el Departamento de Justicia tienen evidencias que implican a Diosdado Cabello como líder de los militares venezolanos involucrados con los cárteles del narcotráfico. Leamsy Salazar, exjefe de seguridad de Hugo Chávez y quien se refugió en Estados Unidos el año pasado, ha declarado contra Cabello, quien tiene el grado de capitán en retiro, y contra varios jefes militares que ocupan altas posiciones en el gobierno de Maduro. Popeye asegura a Proceso que otro testigo contra el segundo hombre más poderoso del chavismo es el narcotraficante venezolano Walid Makled García, quien fue capturado en Colombia en agosto de 2010 y con quien Jhon Jairo convivió unos meses en la cárcel de Cómbita (150 kilómetros al noreste de Bogotá) antes de que fuera extraditado a Venezuela, en mayo de 2011. De acuerdo con el exsicario colombiano, él protegió a Walid en esa prisión luego de que intentaron envenenarlo con un café. “Walid me contaba cosas de los militares venezolanos que tenía en su nómina. Me mencionó a Clíver Alcalá (un general crítico de Maduro que ha dicho que las acusaciones se deben a que persiguió a Makled) y a Diosdado Cabello. Eso lo tienen clarito las agencias de Estados Unidos porque Walid hizo muchas declaraciones a la CIA y a la DEA cuando estuvo preso en Colombia”, asegura. Considera que, por todo lo que sabe, fue un “craso error” de Cabello cazar una pelea con él. “Le saqué los trapitos al sol --dice Popeye-- porque, de bandido a bandido, yo ya pagué los delitos que cometí, pero él no ha tenido el valor. Y como no tengo pelos en la lengua, se la canté claritico”. Hace una semana el exjefe de sicarios de Escobar subió al canal de Youtube Popeye_Arrepentido un nuevo video titulado “Jefe de jefes. Diosdado Cabello, el troglodita del mazo”, en alusión al mazo rústico de madera, como de la época de las cavernas, con el que aparece el número dos del chavismo en su programa de televisión. En ese video, que ya superó las 92 mil 550 visitas, Popeye emplaza a Cabello a responderle al general Clíver Alcalá, quien fue un cercano colaborador de Hugo Chávez y quien acusa a la actual cúpula del poder en Venezuela de “traicionar” al fallecido presidente. Según Jhon Jairo, tanto Cabello como Maduro le temen a Alcalá por todo lo que sabe y porque tiene “una corriente muy fuerte de apoyo dentro del Ejército”. Además se dice “muy admirado de ver las conexiones que usted (Cabello) tenía con el señor (Joaquín el) ‘Chapo’ Guzmán”, el recapturado jefe del Cártel de Sinaloa y quien se encuentra detenido en una cárcel de Ciudad Juárez, Chihuahua, en México, en espera de su extradición a Estados Unidos. A ‘El Chapo’, agrega Popeye en el video, lo van a presionar las autoridades estadunidenses cuando se cumpla su extradición. “¿Y su línea de negociación cómo se llama? Diosdado Cabello. Ya la CIA y la DEA tienen muy claro quién es usted”. El exsicario aclara que comenta sobre asuntos de Venezuela porque el 30% de la población de ese país es colombiana por nacionalidad u origen y lo que ocurre en el país vecino repercute en Colombia y en la región. “Hoy el mundo está globalizado”, comenta. Popeye dice que se siente muy cómodo en su nuevo papel de youtuber y que piensa seguir comentando de asuntos políticos y de interés regional en sus videos, que en conjunto suman más de ocho millones de visitas. “A la gente le fue gustando lo que hago como youtuber”, sostiene, y asegura que incluso esa actividad ya comienza a generarle ingresos. --¿Y ahora va a ser analista político y de temas internacionales? –le preguntamos. --Es que la política y la mafia han ido históricamente de la mano –señala--, y la línea editorial de mi canal es en contra de la corrupción, en favor de que los jóvenes abandonen el delito y, sí, sobre política, porque yo entiendo bien la política global. La entiendo porque he sido un mafioso y porque tengo la lengua conectada al cerebro. Jhon Jairo no sabe si Diosdado Cabello seguirá siendo su interlocutor “porque de pronto alguien le dijo: ‘oiga, no le conteste más a Popeye porque lo único que hace es darle fama, y usted es un estadista’… aunque eso de estadista es entre comillas, claro, porque parece un troglodita con ese mazo”. De su vida en Medellín, el exjefe de sicarios de Escobar dice que va muy bien. Hace casi dos años que recobró la libertad, y su libro Sobreviviendo a Pablo Escobar, que lanzó hace 10 meses, aún le produce regalías. Últimamente le dedica mucho tiempo a su canal de Youtube. Tanto que apenas y puede abrirle un pequeño espacio al amor. “Por ahí le estoy arrastrando el ala a otra muñequita, pero todavía no me he comprometido porque este es momento de trabajar”, afirma Popeye.

Comentarios