Rescatan 16 mil objetos hallados en 1967 en campo de concentración de Auschwitz

martes, 7 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Joyas, relojes, cubiertos, pipas encendedores, botones, navajas, llaves, fragmentos de zapatos, entre otros objetos, forman parte de los 16 mil objetos personales que pertenecieron a víctimas del campo concentración de Auschwitz, fueron rescatados por el museo del mismo nombre. Los objetos, entre los que también había botellas vacías, cepillos y trozos de utensilios de cocina, fueron encontrados en una excavación arqueológica, en 1967, en zonas aledañas a las cámara de gas y almacenados en 48 cajas de cartón en los sótanos del museo de Ciencia, sin que nadie recordara su existencia. Los responsables del museo de Auschwitz necesitaron meses para dar con los objetos. “En 1967 se hizo un cortometraje documental donde se narraban los trabajos arqueológicos cerca de las ruinas de la cámara de gas y el crematorio III. Como resultado de estos trabajos, como mostraba el video, se encontraron gran número de objetos originales de la época de funcionamiento del campo”, explicó la responsable de colecciones del museo, Elzbieta Cajzer. Sin embargo, abundó, en el registro del museo sólo se catalogaron poco más de 400 objetos hallados en las excavaciones. “Esta cifra nos parecía muy reducida, estábamos convencidos de que tenía que haber mucho más, así que comenzamos una búsqueda que ha tomado varios meses hasta dar con los más de 16 mil objetos”, abundó. Hallarlos no fue fácil porque con el tiempo ha cambiado el personal del museo, el autor del documental murió y las instituciones que financiaron la película son otras por lo que no había nada en los archivos, destacó el director del museo de Auschwitz, Piotr Cywinski A todo ello se suma que el país ha sufrido “profundos cambios desde la caída del comunismo”, subrayó. En un comunicado los responsables del museo Auschwitz-Birkenau destacaron que los miles de objetos “no solo son un notable testimonio de la historia del campo y del exterminio llevado a cabo por los alemanes, sino también un testimonio personal de la existencia de las víctimas”.

Comentarios