En Niza, 50 personas se debaten "entre la vida y la muerte": Hollande

viernes, 15 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de Francia, François Hollande confirmó que 84 personas murieron y alrededor de 50 se encontrarían “entre la vida y la muerte” en los hospitales en Niza, como consecuencia de las heridas que sufrieron durante el ataque ocurrido la víspera. “Una cincuentena de personas se encuentran en estado crítico, entre la vida y la muerte”, destacó en una declaración en la Prefectura de Niza, a donde llegó este viernes para visitar el Hospital Pasteur, donde se encuentran la mayoría de los heridos. Acompañado del ministro del Interior, Bernard Cazeuneuve, Hollande asistió primero a una reunión informativa en el Centro de Operaciones del departamento de los Alpes Marítimos, en la que se le mostraron imágenes de circuitos cerrados de televisión tomadas en la zona del atentado. Y antes de regresar a París hará otra parada en las instalaciones de la prefectura (delegación del Gobierno) para agradecer a los servicios de seguridad y de emergencia que intervinieron poco después del ataque. Tanto Hollande como el primer ministro Manuel Valls fueron recibidos por Cazeneuve y por el presidente de la región Provenza, Alpes, Costa Azul y antiguo alcalde de Niza, Christian Estrosi. El presidente francés se trasladó a Niza tras presidir esta mañana un consejo de seguridad y de defensa en París, en el que participaron varios miembros de su gobierno y altos responsables de los cuerpos de seguridad y de los servicios secretos para abordar el atentado, al que Hollande calificó de “terrorista”, y llamó a los reservistas a reforzar las operaciones de seguridad. Al concluir su visita a los heridos en el Hospital Pasteur, el mandatario francés ofreció un mensaje a medios en el que apuntó que hay “muchos niños, niños pequeños” entre las víctimas, así como un gran número de “extranjeros de muchos continentes”. Y aseguró que las autoridades “habían tomado todas las disposiciones” para garantizar la seguridad, “en la medida de lo posible”, de los espectadores de los fuegos artificiales en Niza, víctimas de la masacre perpetrada por sujeto que los embistió con un camión. “Las fuerzas de seguridad (…) habían tomado todas las disposiciones para que estos fuegos artificiales estuvieran, en la medida de lo posible, protegidos”, señaló el mandatario en la ciudad mediterránea, en el que saludó la actuación policial para “neutralizar al asesino” y “acabar con la carnicería”. Hollande declaró tres días de luto nacional en Francia, a partir de este sábado, por el atentado “terrorista” perpetrado ayer en el puerto sureño de Niza, que causó la muerte de al menos 84 personas. “Las banderas lucirán a media asta en los edificios públicos desde hoy mismo”, señaló el primer ministro francés, Manuel Valls, en una declaración a la prensa. Valls anunció además que el próximo martes 19 el gobierno presentará un proyecto de ley al parlamento galo para ampliar tres meses más el estado de emergencia vigente en el país desde los atentados de noviembre del año pasado. Víctimas infantiles De acuerdo con fuentes oficiales, medio centenar de niños se encuentran ingresados en diferentes hospitales del puerto sureño de Niza y de la Costa Azul. De acuerdo con balances provisionales, entre dos y diez menores de edad habrían fallecido, posiblemente algún bebé, como consecuencia de las heridas sufridas en el atentado de ayer, durante las celebraciones del Día Nacional de Francia. La mayoría de los infantes están en la Fundación Lanval, un hospital pediátrico de Niza, donde dos niños habrían fallecido en las últimas horas durante intervenciones quirúrgicas. El balance provisional de víctimas continúa en 84 muertos y 18 personas en estado crítico.

Comentarios