Forman muro humano en Cleveland contra las políticas de Donald Trump (Video)

miércoles, 20 de julio de 2016
CLEVELAND, Ohio (apro) – Cientos de personas encabezadas por organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos y de inmigrantes en Estados Unidos, formaron un muro en las calles de Cleveland, Ohio, para “amurallar” las políticas antimigratorias de Donald Trump, el candidato presidencial del Partido Republicano. Los manifestantes se congregaron en la Plaza Pública de Cleveland, a unas cuadras de la Quicken Loans Arena, donde se celebra la Convención Nacional Republicana, para denunciar a Trump como un “fascista” que quiere dividir a la sociedad. “Se requiere de mucha imaginación para poder derrotar a Donald Trump, un fascista”, dijo a apro, Marisa Franco, la directora de la organización Mijente, defensora de los derechos de los migrantes. Procedentes de distintos puntos de los 50 estados de la Unión Americana, los manifestantes; hispanos, afroamericanos, asiáticos y anglosajones, gritaban en Cleveland consignas contra Trump y advertencias sobre los riesgos que se correrán en el mundo si el candidato presidencial republicano gana la presidencia en los comicios del 8 de noviembre. [video width="702" height="395" mp4="//www.proceso.com.mx/media/2016/07/muro-trumo.mp4"][/video] “Estamos aquí para ponerle un cerco a Trump. Somos una frontera donde no podrá cruzar ni violar nuestros derechos”, comentó “Evaristo Trump”, el personaje de comedia que encarnó el joven Joaquín Junco, inmigrante indocumentado originario del Estado de México, que vive en San Diego, California y que llegó en camión hasta Cleveland para unirse a la muralla humana. El mensaje concreto y potente que salió de la pequeña pero bien organizada protesta, fue el de derrotar las políticas aislacionistas de Trump, que promete construir un muro a lo largo de toda la frontera de Estados Unidos con México. Con ese muro Trump jura que parará el tráfico peatonal y automotriz, que deportará a unos 11 millones de inmigrantes indocumentados, y perseguirá como criminales a los que reincidan en el cruce ilegal fronterizo; enviándolos por lo menos cinco años a una prisión por violar las leyes de inmigración de los Estados Unidos. “El pueblo está en las calles exigiendo libertad. ¡Sin miedo!, ¡Sin miedo!”, decía el grito ensordecedor que salía del muro humano que llegó a la Convención Republicana para advertirle a su candidato que lo cercaran también con el voto en contra, para asegurarse que perderá las elecciones del martes 8 de noviembre. “La xenofobia no es la solución”, era otro de los lemas para denostar al empresario y multimillonario, quien este martes por la noche fue aprobado como el candidato presidencial republicano. Los manifestantes que formaron el muro humano se ataviaron con un “sarape de manta” con la leyenda “el muro de Trump”. Las organizaciones civiles, Mijente, Ruckus Society, Veteranos de Irak en contra de la Guerra, Partido de las Familias Trabajadoras, Los Otros 98%, First Seven Design Labs, Grassroots Global Justice y otras más; unieron sus fuerzas y juntaron los recursos económicos necesarios para la construcción del muro humano y el de manta que trajeron a Cleveland en denuncia contra el racismo. El costo de los sarapes y la larga manta que media poco más de 300 metros, costo unos 15 mil dólares. Las pintas sobre la manta que representaba la barda fronteriza está pintada con leyendas que decían “paren las deportaciones”, “Trump, este es tu muro” y “no a la xenofobia”. Por medio de unas 600 donaciones personales, los organizadores de la protesta contra Trump lograron recolectar los 15 mil dólares. Franco, la directora de Mijente, explicó a Proceso que las organizaciones civiles mexicanas defensoras de derechos humanos del estado de Oaxaca; La Burra Blanca, Libre y Sin Temor, Prevención, Capacitación y Defensa del Migrante y; Radio Zapote, aportaron 150 dólares para la manta con la que se escenificó el muro. “La aportación de estas organizaciones civiles mexicanas, simboliza el dinero que pide Trump a los mexicanos para financiar la construcción del muro en la frontera. Quería dinero de México, aquí lo tiene ya con este muro”, apunto Franco. Después de gritar sus consignas en la Plaza Pública de Cleveland, y rodeados totalmente por miles de policías procedentes de distintas ciudades de Estados Unidos, los cientos de manifestantes marcharon por las calles de la ciudad, ubicadas alrededor del impenetrable perímetro de seguridad levantado para garantizar la celebración de la Convención Republicana, sin contratiempos. Controlados por la rígida vigilancia policiaca, el muro humano se desplazó de la Plaza Pública de Cleveland a las calles y avenidas ubicadas fuera del perímetro que resguarda a la Arena Quicken Loans, donde siguieron expresando el repudio a Donald Trump. Tomados de la mano y sosteniendo a su vez el muro de manta, los manifestantes cantaban: “Los muros que construyeron para separarnos, nunca serán tan fuertes como los muros del corazón”. En contraste con los manifestantes que reprobaban las políticas antimigratorias de Trump, por las mismas calles donde avanzaba el muro humano contra el candidato presidencial republicano; se desplazaban los delegados electorales republicanos que aprobaron la candidatura del multimillonario. Con ojos de sorpresa y muecas de desprecio y hasta de asco, los delegados republicanos miraban a los manifestantes y algunos de ellos hacían comentarios como Joe Florence, delgado del estado de Nebraska, que expresó a esta agencia: “pobres ignorantes, no saben lo que dicen. Ojalá la policía se los llevara de aquí para meterlos a la cárcel o regresarlos a su país de donde nunca debieron haber salido”.

Comentarios