Terror golpea a Alemania y deja 10 civiles muertos en Munich (Video)

viernes, 22 de julio de 2016
CIUDAD DE MEXICO (apro).- En el tercer ataque contra civiles en Europa Occidental en menos de diez días, esta tarde la ciudad alemana de Munich fue presa de una jornada de terror y pánico luego de que se reportara un tiroteo en un centro comercial, atentado que dejó una decena de muertos, entre ellos el agresor, quien se habría suicidado, según la policía local. Tras los hechos ocurridos cerca de las 16:00 horas locales en el centro comercial Olimpia del distrito de Moosach, al norte de la ciudad, la policía no descartó que se tratara de un acto terrorista con tintes xenéofobos o de radicales islamitas. Horas después la policía confirmó que el autor del tiroteo era un alemán-iraní de 18 años residente en la capital bávara, quien luego del ataque se suicidó. Sin embargo, hasta el momento los motivos del atentado son del todo desconocidos, añadió la fuente policial, según la cual inicialmente se creyó que eran tres los atacantes, puesto que se vio a dos personas huyendo en un coche a toda velocidad del lugar, pero luego se comprobó que no tenían nada que ver con el tiroteo. Según las investigaciones, el agresor no tiene antecedentes policiales y vivía en Munich desde hace unos años. El agresor, cuyo cadáver se encontró aproximadamente a un kilómetro del lugar del tiroteo, con signos claros de haberse suicidado, iba armado con una pistola. Poco después de la tragedia las fuerzas especiales de seguridad emprendieron una persecución de sospechosos por las calles de Munich, donde según testigos que huyeron del centro comercial informaron que había al menos tres atacantes “con armas largas” y “altamente peligrosos”. Una vez que se decretó el estado de alerta en la zona, la canciller alemana Angela Merkel convocó para este sábado 23 una reunión de su Consejo Federal de Seguridad en Berlín, con el fin de "analizar la situación", confirmó su portavoz. Los momentos del ataque lograron ser grabados por un hombre con su celular cuando uno de los atacantes sube a la azotea del establecimiento y responde a testigos que cuestionaron su actuar. Entre los gritos se logra escuchar al sujeto armado decir “¡soy alemán!”, acción que concuerda con testigos citados por la CNN y que sostuvieron que los atacantes gritaban “¡extranjeros de mierda!”. Esta noche la ciudad se encontraba en estado de alerta, con el conjunto de los "medios disponibles" movilizados, según la policía de Munich, mientras el cielo se cubría de helicópteros. "Hasta tres autores" del tiroteo estaban siendo buscados, indicó un representante de la policía a la prensa, según reportes de la agencia AFP. En tanto, la estación central de trenes de Munich fue evacuada por la noche y los servicios de metro, autobús y tranvía suspendidos "por orden policial", indicaron en dos comunicados los servicios de transporte local y el de ferrocarriles Deutsche Bahn. El tiroteo había comenzado poco antes de las cuatro de la tarde, hora local, en un restaurante de comida rápida, indicó una fuente policial. Las primeras versiones recogidas, entre ellas las del rotativo Bild, destacan que un hombre corrió por el centro comercial donde abrió fuego contra varias personas antes de huir en dirección a una estación de metro. La policía de la capital bávara consideró que podría tratarse de un posible acto de "terrorismo", mientras que otro portavoz de las fuerzas del orden en el lugar de los hechos, y citado por la agencia DPA, advirtió de "una situación terrorista" en curso. Se trata del tercer ataque contra civiles en Europa Occidental en menos de diez días, después del atentado con un camión en Niza (sur de Francia), el jueves 14, que dejó 84 muertos, y un ataque con un hacha en un tren en Baviera, que se saldó con cinco heridos. No obstante, la policía desmintió que se hubiera producido un segundo tiroteo en otro lugar del este de la ciudad, pese a que supuestos testigos dijeron haberlo presenciado. "Es el pánico desatado en varios lugares de la ciudad", explicó un portavoz municipal. La policía local admitió que "por el momento no sabemos dónde está el autor o los autores", aunque pidió a la población evitar los lugares públicos. En respuesta, numerosos agentes de la policía alemana rodearon el centro Olimpia, donde ocurrió el ataque, y helicópteros sobrevolaron la zona. El centro comercial está localizado cerca del Estadio Olímpico de Munich, donde el grupo militante palestino Septiembre Negro secuestró a 11 atletas y después los asesinó durante los Juegos Olímpicos de 1972. Los hechos se producen cuatro días después de un ataque con un hacha perpetrado el lunes en Wurzburgo, cuando un solicitante de asilo atacó a los pasajeros de un tren. Tras la agresión cinco personas resultaron heridas, entre ellas cuatro turistas chinos de Hong Kong en un tren y una transeúnte. El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó el ataque, el primero reconocido por esta organización en Alemania, aunque el gobierno local duda de que el EI encargara el atentado. Apenas el miércoles 20 el ministro de Interior Thomas de Maizière había advertido a sus conciudadanos de que Alemania "se encuentra en el punto de mira del terror internacional". En rueda de prensa, el ministró resaltó que "la situación es seria, debemos contar con que en Alemania también se prepare para atentados de pequeños grupos o personas radicalizadas". El estado de Renania del Norte-Wesfalia, a unos 500 kilómetros de Munich, anunció que había elevado sus medidas de seguridad con efecto inmediato. Austria también extremó "significativamente" sus medidas de seguridad en los cuatro estados que comparten frontera con Alemania y puso a sus fuerzas de élite "Cobra" en alerta tras el ataque en Munich, informaron responsables austriacos el viernes. Obama ofrece apoyo a Merkel Las reacciones entre líderes mundiales no se hicieron esperar, entre ellas la de del presidente estadunidense Barack Obama, quien prometió a las autoridades alemanas "todo el apoyo que necesiten". Por su lado, el jefe de Estado francés François Hollande dirigió un "mensaje personal de apoyo" a Angela Merkel, la canciller alemana. "Preocupado y siguiendo la evolución del ataque en Munich. El pueblo alemán cuenta con todo nuestro apoyo y afecto", tuiteó el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. En su turno el presidente alemán Joachim Gauck dijo estar "horrorizado" por el "ataque asesino" de Munich, al tiempo que expresó su solidaridad a las víctimas y sus familiares. En su cuenta de Twitter (@EPN), el presidente Enrique Peña Nieto lamentó los hechos de violencia en Munich, “en los que varias personas perdieron la vida. México se une al dolor del pueblo alemán”.

Comentarios