'Hillary es la indicada”, advierte Bill Clinton a delegados demócratas

martes, 26 de julio de 2016
FILADELFIA (apro).- Por aclamación partidaria, Hillary Rodham Clinton fue proclamada candidata a la presidencia por el Partido Demócrata y se convirtió en la primera mujer en ganar dicha postulación por parte de uno de los dos partidos nacionales. La Convención Nacional Demócrata que se celebra en Filadelfia, Pensilvania, fue el marco del ungimiento de la exprimera dama con el único e inquebrantable objetivo de evitar que Donald Trump, el candidato presidencial republicano, gane las elecciones nacionales del próximo martes 8 de noviembre. “Ella sabe lo que se tiene qué hacer cuando se requiere de ayudar a la gente”, declaró el expresidente Bill Clinton, esposo de la abanderada presidencial de los demócratas al hablar ante la Convención. Muy a su estilo, el exmandatario hizo una exposición de su vida al lado de Hillary. Resaltó las virtudes de ella como ser humano, como política que escucha, entiende y atiende a la sociedad, la menos privilegiada, la que forja un futuro con base en el trabajo y no de los privilegios. “No tenemos mejor opción y no pudimos haber hecho una mejor elección de nuestra candidata”, justificó el expresidente en medio de las ovaciones de sus correligionarios demócratas en Filadelfia. “Ustedes eligieron a la auténtica”, les dijo el expresidente Clinton a los delegados demócratas. La segunda jornada de las cuatro que durará la Convención Demócrata inició con la votación, estado por estado y en orden alfabético, para designar a los delegados a Clinton, y al senador independiente por el estado de Vermont, Bernie Sanders, pese a que el legislador federal ya había renunciado desde la semana pasada a su aspiración de ser el nominado presidencial del partido. Noventa minutos después del arranque de la votación de los delegados de los 50 estados de la Unión Americana, la postulación de Clinton ya había sido aprobada, cuando con los delegados del estado de Dakota del Sur consiguió los 2 mil 383 sufragios necesarios para obtenerla. No obstante este hecho, la votación siguió y, cuando tocó el turno al estado de Vermont, Sanders tomó la palabra en el piso del Centro Wells Fargo, donde se lleva a cabo el evento, y anunció que sus delegados se los cedía a la exprimera dama. No sólo eso, Sanders solicitó a la Secretaría General de la Convención Nacional que sometiera a votación oral únicamente la candidatura de Clinton. La propuesta de Sanders se adoptó e inmediatamente después Clinton fue certificada por aclamación de la mayoría de los delegados electorales. La intervención de Sanders, quien la noche anterior había opacado a Clinton con su participación, fue un acto de unidad partidista y para reiterar el objetivo de los demócratas, que es el de anular la posibilidad de que Trump llegue a la Casa Blanca. Pese a lo hecho por Sanders, los delegados que lo respaldaron en toda la contienda por la disputa de la nominación presidencial demócrata se irritaron aún más y, en un acto de irreverencia, abandonaron el Centro Wells Fargo. Más de un centenar de delegados de Sanders, y siempre dentro del perímetro de seguridad del evento, entraron a la sala de prensa instalada al frente del Centro Wells Fargo. Rodeados de cientos de reporteros estadunidenses y de todo el mundo, los delegados se sentaron en la sala de prensa y en silencio expusieron su rechazo a lo hecho en la Convención Demócrata. Muchos de estos manifestantes se colocaron mordazas y otros cinta adhesiva con la leyenda “sin voz” sobre la boca, y ordenadamente permanecieron poco más de una hora en un silencio casi total ante la mirada y los lentes de la prensa escrita y gráfica. Rodeados de decenas de policías, los manifestantes que entraron a la sala de prensa prometían que no votarían por Clinton en noviembre, al tiempo que sus colegas que ya no pudieron entrar al lugar se quedaron de pie con sus pancartas y gritando, sin causar ningún desorden, que el Partido Demócrata es la antítesis de la democracia al imponer a Hillary como la candidata. Con la aprobación por aclamación de la nominación de Clinton, los demócratas demostraron una unidad inquebrantable en torno a su candidata, a diferencia de lo que ocurrió la semana pasada en Cleveland, Ohio, donde el Partido Republicano, dividido, asignó a Trump la candidatura presidencial en su Convención Nacional. Las huestes demócratas en Filadelfia aplaudieron y ovacionaron la mera mención del nombre de la también exsecretaria de Estado, y con mayor énfasis más cuando su marido, el expresidente Clinton, habló de las cualidades y capacidades de su esposa para asumir el Poder Ejecutivo. El discurso de Bill Clinton abordó también los avances alcanzados en la presidencia de Barak Obama, denunció a la oposición republicana a las propuestas de la Casa Blanca, y aseguró que para sacar adelante al país y garantizar la defensa de la economía y de los derechos humanos, su esposa será necesaria. “Ella nos hará más seguros”, afirmó ante la euforia de los delegados demócratas en Filadelfia. Este martes por el pódium de la Convención Demócrata desfilaron muchas mujeres, quienes destacaron que con Trump ellas verían acotadas sus libertades, tomando en cuenta que el candidato republicano ha ofendido continuamente al género femenino. Varias de las oradoras recordaron que Trump recientemente las llamó “perros” y que aseguró “que sólo sirven para trabajar en la casa”. Apuntaron que Trump amenaza también con revocar las leyes que permiten la práctica del aborto. Artistas y figuras políticas importantes del Partido Demócrata resaltaron que Clinton durante toda carrera de servicio público se ha destacado por ser una reconocida defensora de los derechos y libertades de las mujeres, de los niños, de los inmigrantes y en general de las minorías étnicas. Para denunciar a Trump y al Partido Republicano como los promotores de políticas que generan divisiones raciales, crímenes de odio y la promulgación y defensa de leyes que favorecen la venta indiscriminada de armas y municiones, en la Convención demócrata hablaron familiares de víctimas de estos problemas sociales que aquejan profundamente a la sociedad estadunidense. Tres mujeres afroamericanas y madres de jóvenes asesinados por la violencia racial y por la facilidad con la que se venden las armas de alto poder, denunciaron a Trump como un demagogo promotor de métodos radicales. Las mujeres afroamericanas aseguraron que con las leyes a favor de la venta de armas y sin una reforma al sistema judicial criminal, las minorías étnicas y especialmente la juventud afroamericana, seguirán siendo blanco de ataques racistas y del abuso de poder de las autoridades del sistema judicial que las juzga y castiga, y de los policías que patrullan las calles. El expresidente Clinton en su discurso ante la Convención demócrata intentó ser moderado para evitar con su carisma opacar la noche de la aprobación de la candidatura presidencial de su esposa. El Centro Wells Fargo se estremeció con los aplausos que aprobaban cada palabra que decía el exmandatario, de quien daba la impresión que los delegados demócratas lo querían hacer nuevamente candidato presidencial. Este miércoles durante la tercera jornada de la Convención será aprobada la nominación del senador por Virginia, Tim Kaine, como compañero de fórmula de la exprimera dama y candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos. En la noche de Kaine, el orador será el presidente Barack Obama, de quien se espera un discurso franco y dedicado a resaltar los riesgos que enfrentaría Estados Unidos con Trump como primer mandatario –sin mencionarlo por nombre–, y los beneficios que obtendría la nación con una victoria de Clinton, a quien justamente derrotara hace ocho años en la lucha por la candidatura presidencial demócrata, con la cual este martes se escribió un nuevo capítulo en la historia política de la Unión Americana. El jueves 28, para dar por terminada la Convención en Filadelfia, Hillary Rodham Clinton aceptará la nominación que por aclamación y gracias a la intervención de Sanders aprobaron los delegados electorales de los 50 estados de su país.

Comentarios