Marchan miles en Venezuela para exigir referendo revocatorio contra Maduro

miércoles, 27 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio del malestar popular por la crisis económica que vive Venezuela, miles de opositores al gobierno salieron este miércoles a las calles para exigir al Consejo Nacional Electoral (CNE) que acelere el referendo revocatorio contra el mandato del presidente Nicolás Maduro, cuya popularidad ronda el 23%. Convocados por el dirigente opositor Henrique Capriles, uno de los principales promotores del referendo, los inconformes avanzaron hacia a las instalaciones del CNE, en el centro de Caracas, pero centenares de policías con pertrechos antimotines cerraron las principales vialidades que dan hacia ese órgano electoral y obligaron a los manifestantes a seguir por rutas alternas, lo que generó un fuerte congestionamiento vehicular en las calles. En entrevista con la emisora Unión Radio, Capriles advirtió que en los próximos días la oposición emprenderá nuevas acciones para aumentar la presión a favor del referendo, porque este gobierno, dijo, sabe perfectamente que es un pueblo pacífico, “pero sabe que la paciencia de los venezolanos tiene un límite que no queremos que se desborde". Las autoridades electorales anunciaron que el próximo 1 de agosto darán a conocer el informe sobre la validación de 409 mil firmas y huellas que podrían abrirle el camino a la oposición para la nueva recolección de firmas, y advirtieron que de darse alguna alteración del orden público, se suspenderán las actividades del CNE. La coalición opositora planteó como exigencia la realización del referendo este año para ir a un eventual diálogo con el gobierno, pero Maduro y otros dirigentes oficialistas han descartado esa posibilidad. Algunas figuras del oficialismo presentaron en la Fiscalía General y el Tribunal Supremo de Justicia acciones judiciales contra el proceso de recolección de rúbricas que aún están pendientes de decisión. El alcalde oficialista de Caracas, Jorge Rodríguez, solicitó el martes al CNE que se cancele el registro de inscripción de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) como solicitante del referendo, por el “fraude” que cometió en la recolección de las firmas. En Buenos Aires, la organización defensora de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que constató la detención y el procesamiento arbitrario de 21 opositores en Venezuela desde mayo pasado y pidió una “presión regional intensa” a través de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA). “El gobierno de Maduro habla sobre diálogo en el exterior, mientras que en su propio país reprime la disidencia política”, sostuvo el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, quien reclamó la aplicación de la Carta Democrática de la OEA. El organismo presentó un informe en el que sostiene que “desde mayo pasado el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Guardia Nacional han detenido a 21 personas, argumentando que habrían planificado, instigado o participado en acciones violentas contra el gobierno”. Al menos nueve de ellas continúan detenidas en cárceles de máxima seguridad, precisó Vivanco, mientras que las otras 12 fueron liberadas pero se encuentran bajo proceso penal. “La mayoría de esas personas afirman haber sido torturadas o sufrido otros abusos mientras estuvieron bajo custodia”, precisó.

Comentarios