Van 213 muertos por atentados en Bagdad

lunes, 4 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al menos 213 murieron y 200 resultaron lesionadas tras los atentados con coche-bomba perpetrados la madrugada del domingo por el Estado Islámico (Daesh en árabe) en dos zonas de la capital iraquí, Bagdad. El ataque se produjo al finalizar el mes sagrado del Ramadán, cuando las calles estaban llenas de jóvenes y familias después de la puesta del sol, según un despacho informativo de la agencia Notimex. De acuerdo con equipos de rescate, familias enteras fueron eliminadas y muchas de las víctimas resultaron con quemaduras graves. El atentado suicida con coche bomba, que estalló en una zona comercial, provocó daños severos en los edificios cercanos e hirió a más de 200 personas, según fuentes médicas y de seguridad. Al caer la noche el domingo, los equipos de rescate todavía limpiaban los escombros del sitio y seguían en la búsqueda de víctimas en los edificios que quedaron completamente quemados. Al Yazera informó que el primer ministro Haider al-Abadi visitó la zona, principalmente chiita, pero su convoy fue recibido por una multitud enardecida. Desde Al Karrada, Haider al-Abadi calificó el acto de los terroristas como acciones desesperadas: "Después de haber sido aplastados en los campos de batalla cometen ataques con explosivos en un intento desesperado". También prometió castigar a "las bandas terroristas que perpetraron el atentado" y mostró su confianza en que "la victoria está muy cerca". Al-Abadi declaró tres días de duelo en todo el país, después de visitar el lugar del ataque. Sin embargo, la población de Al Karrada recibió con profundo enojo la visita del jefe del Gobierno porque lo culpan de no proteger a los civiles de las acciones de los extremistas. En el acto, decenas de ciudadanos lanzaron piedras y zapatos al convoy de Al Abadi y le gritaron "vete". Las fuentes señalaron que alrededor de 200 personas resultaron heridas cuando un camión cargado de explosivos estalló en una concurrida calle comercial en Karada, un barrio predominantemente chiita en el centro de Bagdad. Tras conocerse el ataque, el Daesh asumió la autoría en un comunicado, firmado en Wilayat Bagdad (Provincia de Bagdad) y difundido en las redes sociales, en el cual asegura que el objetivo eran los chiíes. "En el marco de las permanentes operaciones de seguridad de los soldados del califato en la ciudad de Bagdad, el hermano muyahidín (guerrero santo) Abu Maha al Iraqui logró hacer estallar su coche bomba en una concentración de renegados (chiíes)", reza el texto. Además el grupo terrorista advirtió de que sus acciones seguirán perpetrándose: "Con el permiso de Dios proseguirán los ataques de los muyahidines contra los renegados". Muchos iraquíes culpan al liderazgo político de la falta de seguridad en Bagdad, que ha permitido que grandes cantidades de explosivos pasen más allá de varios puntos de control y sean una amenaza a los barrios llenos de civiles. “Todos los políticos en Irak son responsables de estas explosiones, incluyendo Abadi”, señaló una mujer en Karada a los medios locales, según un reporte de la cadena qatarí de noticias Al Yazera. El atentado se produjo una semana después de que fuerzas iraquíes obtuvieron una victoria importante sobre el Estado Islámico, cuando retomaron la ciudad de Faluya, uno de los últimos reductos del grupo extremista en el país árabe.

Comentarios