Llega a 250 el número de muertos por atentado terrorista en Bagdad

miércoles, 6 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El número de muertos por el atentado perpetrado por el Estado Islámico el fin de semana pasado en Bagdad, el más mortífero de los últimos años, ascendió a 250, informó el Ministerio de Salud. “La cifra de muertos por el ataque suicida del Estado Islámico (EI) en la zona comercial de Kerrada sigue aumentando y alcanzó los 250”, detalló el ministerio iraquí, según reportó Al Yazira. El ataque se produjo el domingo pasado cuando el terrorista suicida detonó un camión cargado de explosivos en medio de una multitud, frente a la conocida tienda de helados Yabar Abu al Sharbat, en distrito capitalino de Kerrada. La explosión se registró durante el fin del ayuno del mes sagrado del Ramadán. Al actualizar su reporte, el ministerio de Salud destacó que entre las víctimas hay niños y mujeres que ese día realizaban sus compras para las celebraciones de Aid al Fitr, una festividad de tres días con la que culmina el mes sagrado del Ramadán que inició este miércoles en casi todo el mundo musulmán. La autoridad de salud iraquí no precisó el número de heridos en el atentado, aunque estimó que superan los 200, y admitió que la cifra de muertos podría aumentar ante la gravedad de muchos de los lesionados. Desde la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003, no se registraba una cifra tan alta de muertos, señaló el Ministerio de Salud. Sin revelar sus identidades, responsables de la Policía y los servicios de emergencia en Bagdad revelaron a la prensa internacional, que todavía hay personas desaparecidas y aún no se concluye la remoción de escombros en la zona del atentado. El mortífero atentado orilló al ministro del Interior, Mohammed al Ghabban, a ofrecer su renuncia al cargo por considerar que las autoridades habían fallado en la seguridad. “He presentado mi dimisión al primer ministro”, anunció la víspera Al Ghabban en una rueda de prensa, en la que señaló que podría revocar su renuncia “a condición de que se reforme el aparato de seguridad”. Al Ghabban reveló que el camión usado en el atentado procedía de la provincia de Diyala, al norte de Bagdad, lo que supone que habría burlado varios puestos de seguridad antes de llegar a la capital iraquí. En Bagdad la responsabilidad de la seguridad se atribuye al Ejército, Policía Federal y la local, por lo que Al Ghabban abogó por que los aparatos de seguridad trabajen de forma coordinada y unificada.

Comentarios