Arranca tregua entre el régimen y los rebeldes en Siria

lunes, 12 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A raíz del acuerdo firmado entre Rusia y Estados Unidos, este lunes entró en vigor una tregua entre el régimen y los rebeldes en Siria, que excluye a los grupos yihadistas. El gobierno sirio y sus principales aliados, Irán y Rusia, dijeron que se apegarán a la tregua de una semana, que inició hoy a las 19 horas (1600 GMT). El cese al fuego alcanzado el sábado 10 en Ginebra, Suiza, por el secretario de Estados Unidos, John Kerry, y el ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, permite al gobierno sirio continuar sus ataques contra el grupo extremista Estado Islámico y los milicianos del grupo Jabhat Fatah al-Sham, vinculado a Al Qaeda –antes conocido como Frente Nusra–, hasta que Estados Unidos y Rusia asuman esa tarea en un plazo de una semana. Horas antes de que comenzara el alto el fuego, el presidente sirio Bashar Assad prometió que su gobierno arrebatará territorio a los "terroristas" y reconstruirá al país. Bashar Assad envió el mensaje a sus rivales al acudir a las plegarias de la mañana por el feriado musulmán del Eid al-Adha o Fiesta del Cordero, en una mezquita en Daraya, un suburbio de Damasco que hasta el mes pasado estuvo en manos rebeldes. Antes de iniciar la tregua, fuerzas del gobierno y sus aliados bombardearon áreas de la oposición en el norte del país, mientras milicianos de Al Qaeda presionaban con una ofensiva en el sur. En Ginebra, el enviado de la ONU para Siria dijo que su oficina supervisará "cuidadosamente desde el inicio el cese del fuego antes de hacer cualquier comentario apresurado". Uno de los objetivos inmediatos del acuerdo entre Kerry y Lavrov es permitir que Naciones Unidas establezca pasillos de acceso humanitario a Alepo, una disputada ciudad en el norte de Siria. En los últimos 40 días, alrededor de dos mil personas han muerto en combates en la ciudad, incluidos 700 civiles y 160 niños, según un grupo sirio de derechos humanos. El sábado 10, más de 90 civiles, 13 de ellos niños, murieron en ataques aéreos atribuidos al gobierno o a Rusia en las provincias rebeldes de Aleppo e Idlib, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña. En Turquía, mientras tanto, el presidente Recep Tayyip Erdogan reiteró su petición de que se establezca una zona de exclusión aérea en el norte de Siria, afirmando que resulta esencial para impulsar la seguridad en la zona. Erdogan dijo a los gobernantes de Alemania, Francia, Rusia y Estados Unidos que formar y equipar tropas sobre el terreno para combatir a las fuerzas del Estado Islámico "no basta" y que el siguiente paso debería ser la zona de exclusión aérea. Tras las plegarias del feriado, Erdogan expresó que Turquía sigue decidida a eliminar la amenaza que plantea la presencia del Estado Islámico (Con información de las agencias AFP y AP)

Comentarios