'Si se me prueba algún delito, iré caminando a la comisaría”: Lula

jueves, 15 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva rechazó este jueves 15 las acusaciones de corrupción y lavado de dinero que le fueron imputadas el miércoles 14 por la Fiscalía del país sudamericano. “Prueben e iré caminando para ser detenido en Curitiba”, ironizó el exjefe de Estado sobre la ciudad donde la Fiscalía lidera todas las investigaciones sobre el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera Petrobras. Justo ayer la Fiscalía presentó cargos por corrupción y lavado de dinero contra Lula, su esposa y otras cinco personas por supuestamente haber recibido favores de una de las empresas condenadas por las corruptelas de Petrobras. Lula acusó que los fiscales intentan evitar que se postule otra vez a la presidencia en 2018, debido a que quieren extirpar a su Partido de los Trabajadores, de tendencia izquierdista. El Senado retiró recientemente de su puesto a la expresidenta Dilma Rousseff, heredera política de Lula.