Disturbios en EU por asesinato de un afroamericano a manos de un policía

miércoles, 21 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La muerte de un afroamericano a manos de la policía de la ciudad de Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos, genero una ola de protestas que dejó un saldo de al menos 12 policías heridos y patrullas destrozadas. Los disturbios iniciaron el martes pasado y se prolongaron hasta las primeras horas de este miércoles, informó la agencia Notimex. El motivo de las protestas fue la muerte de Keith Lamont Scott, afroamericano de 43 años tiroteado por la policía de Charlotte, que justificó el hecho al señalar que “el sujeto salió del vehículo armado con una arma de fuego que suponía una amenaza de muerte inminente para los agentes, que seguidamente dispararon sus pistolas”. Según los informes locales, los agentes acudieron a un edificio de la localidad para ejecutar una orden de detención contra otro hombre, al que no encontraron. Familiares de Scott negaron que estuviera armado y afirmaron que lo único que llevaba era un libro que leía mientras esperaba para recoger a su hijo quien regresaba de la escuela. El policía que mató a Scott fue identificado como Brentley Vinson, quien según medios locales también es afroamericano. Jennifer Roberts, alcaldesa de Charlotte --la mayor ciudad de Carolina del Norte, con más de 825 mil habitantes y 35% de población negra-- aseguró que la comunidad “merece respuestas” y prometió una “investigación completa”. Mientras tanto, el departamento de policía de Charlotte-Mecklenburg reportó en su cuenta de Twitter que los manifestantes destrozaron coches policiales y que unos 12 policías resultaron heridos, uno de ellos alcanzado en la cara por una piedra. La cadena de noticias CNN informó que al menos siete personas fueron transportadas al hospital con heridas leves. En las pantallas de televisión se difundieron imágenes de agentes disparando gas lacrimógeno para dispersar a los cientos de personas que se reunieron para exigir justicia. Muchos pancartas en las que se podía leer: “Dejen de matarnos”, “Sin justicia no hay paz” o “Las vidas de los negros también importan”. Las protestas en Charlotte se registraron horas después de otra concentración en Tulsa, Oklahoma, también por el asesinato de un afroestadunidense desarmado, a manos de la policía. En las últimas semanas, varias ciudades de Estados Unidos han registrado disturbios por la muerte de personas de raza negra a manos de la policía. Dos de los casos más sonados fueron en Baton Rouge, Lousiana, y en Saint Paul, Minnesota. Según un recuento del diario The Washington Post, en lo que va de este año 172 personas negras han muerto a manos de la policía en Estados Unidos.

Comentarios