Advierte Rousseff que dará batalla a Tremer 

martes, 6 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Seis días después de su remoción de la presidencia de Brasil por decisión del Senado, Dilma Rousseff salió del Palacio da Alvorada, en Brasilia, para dirigirse a Porto Alegre, al sur del país, pero adelantó que desde ahí dará batalla contra el conservador Michel Tremer y las medidas anunciadas desde que tomó el poder. De acuerdo con un reporte de la agencia AFP, este martes la destituida mandataria de izquierda brasileña fue despedida en la residencia oficial presidencial por un centenar de militantes y varios exministros y legisladores. “La expresidenta descendió de su vehículo y pisó el asfalto regado de pétalos rojos y amarillos en la entrada del predio para saludar a sus partidarios. Allí, detrás de unas gafas de sol, recibió besos, globos en forma de corazón y rosas”, describió la agencia. Entre lágrimas –siguió–, la exguerrillera encarcelada y torturada durante la dictadura (1964-1985), escuchaba los gritos de sus seguidores: “Dilma, guerrera de la patria brasileña”, como despedida para dirigirse a la ciudad donde forjó su carrera política. De acuerdo con el reporte mencionado, la mujer de 66 años partió hacia Porto Alegre en un avión de la Fuerza Aérea Brasileña a las 16:30 locales, mientras que sus objetos personales serán transportados en cuatro camiones. El pasado 31 de agosto, Dilma  Rousseff fue destituida del mandato que ganó en 2010 y refrendó en 2014, luego de un “turbulento” proceso de nueve meses acusada de manipular las cuentas públicas. Sin embargo, según el reporte, conservó sus derechos políticos, con lo que podría participar en una eventual candidatura a un cargo público –incluso la Presidencia de la República– en los comicios generales de 2018. El reporte de AFP retomó una entrevista del diario francés Le Monde en la que Rousseff dejó abierta esa posibilidad. “Reflexiono (sobre ello)”, declaró.

Comentarios