Mueren 30 personas tras ataque de talibanes en Kabul

martes, 10 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al menos 30 personas murieron y 80 resultaron lesionadas en Kabul, capital de Afganistán, tras una serie de ataques perpetrados por los talibanes en las inmediaciones del Parlamento. A la entrada del edificio Al-Haqqi, vinculado al Parlamento y situado a dos kilómetros de la sede principal, un primer atacante suicida detonó esta mañana las bombas que portaba en su chaleco, y poco después un segundo talibán hizo explotar un coche bomba. La segunda explosión se produjo cuando varios miembros de las fuerzas de seguridad se habían reunido en el lugar para socorrer a las víctimas del primer ataque, una táctica utilizada a menudo por los insurgentes para causar el mayor número de bajas posible. El doble atentado en Kabul se produjo alrededor de las 16:00, hora local (11.30 GMT), en el área de Dar-ul-Aman, donde se encuentran el Parlamento afgano y la sede del Directorio Nacional de Seguridad (NDS, por sus siglas en inglés), la principal agencia de inteligencia afgana. No obstante, el objetivo del ataque era un “autobús en el que viajaban civiles”, muchos de los cuales perdieron la vida en la acción, según detalló en su cuenta de Twitter el portavoz del Ministerio de Interior, Sediq Sediqqi. Hasta el momento se desconoce cuántas de las víctimas son civiles y cuántas militares o policías. En una llamada a la televisión local y otros medios, un presunto militante talibán aseguró que los ataques fueron obra de sus integrantes y que estuvieron dirigidos contra personal de la Agencia de Inteligencia que iba a bordo de un minibús, aunque esto no se ha confirmado. Tras el doble golpe en Kabul, un tercer ataque sacudió una oficina gubernamental en la provincia meridional de Kandahar, con saldo de cuatro personas muertas y 12 heridas, entre ellas el embajador de Emiratos Árabes Unidos en Afganistán, Juma Mohammed Abdullah Al Kaabi. El movimiento Talibán, que proclama el extremismo religioso islámico, llegó al poder en Afganistán en 1996 e impuso una de las más estrictas interpretaciones de la Sharia (Ley Islámica), que alcanzó eco internacional por el maltrato a las mujeres. Bajo el régimen del Talibán, las afganas se vieron obligadas a usar la burka, una túnica que las cubre de cabeza a pies y sólo tiene una abertura a la altura de los ojos, tenían prohibido trabajar y recibir educación después de los ocho años, salvo para el estudio del Corán. El régimen fue derrocado con la invasión de Estados Unidos a finales de 2001, luego de los atentados del 11 de septiembre de ese año contra las Torres Gemelas, orquestado por el líder de Al Qaeda Osama Bin Laden, quien en ese entonces se refugiaba en Afganistán, protegido por el Talibán. (Con información de las agencias Notimex y EFE)

Comentarios