Lula da Silva, 'candidato permanente” a la presidencia de Brasil

martes, 17 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luiz Inacio Lula da Silva es el “candidato permanente” del Partido de los Trabajadores (PT) a la presidencia de Brasil, afirmó este martes el líder de ese instituto político, Rui Falcao. Destacó que el exmandatario brasileño podría lanzar su candidatura para un tercer mandato presidencial durante el Congreso Nacional del PT que se realizará del 7 al 9 de abril próximo, de acuerdo con un despacho informativo de la agencia Notimex. Afectado por cinco imputaciones judiciales –tres de ellas por corrupción vinculada a la Operación Lava Jato–, Lula indicó en varias ocasiones que estaba dispuesto a optar por un nuevo mandato. La semana pasada dijo que si vuelve a ser elegido presidente “haría mucho más de lo que hizo” en sus dos anteriores gobiernos (2003-2010). Pese a los escándalos de corrupción que salpican a su partido y que, según los fiscales de la Operación Lava Jato, también le afectan a él y a su familia, el expresidente mantiene una gran popularidad en regiones pobres del país como el noreste, una de las áreas que mayor transformación social vivieron con sus programas sociales. Eso le coloca como uno de los candidatos más sólidos, de acuerdo con los más recientes sondeos, en los que competiría en un eventual segundo turno electoral con la ecologista Marina Silva, exministra de Medio Ambiente. Sin embargo, sus planes electorales podrían verse frustrados en función del desenlace de las causas judiciales que hay contra él. Si Lula es eventualmente condenado en segunda instancia en alguna de las causas, el exmandatario podría ser inhabilitado para presentarse a las elecciones –previstas para finales de 2018–, ya que la ley en Brasil impide que condenados disputen cargos políticos. El expresidente dice ser víctima de una “caza judicial” con el objetivo de impedir su nueva candidatura, y ya presentó un recurso ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, con el argumento de que la justicia brasileña está violando sus derechos.