Obama indulta pena de 35 años a Chelsea Manning, informante de Wikileaks

martes, 17 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La administración de Barack Obama conmutó este martes la sentencia de 35 años de cárcel de Chelsea Manning, la analista militar que filtró a Wikileaks decenas de miles de documentos confidenciales del ejército estadunidense –entre ellos, los de crímenes de guerra perpetrados en Irak y Afganistán-, con lo que la “whistleblower” saldrá libre el próximo 17 de mayo. Wikileaks celebró la cercana liberación de Manning en Twitter –“VICTORIA”, publicó--, junto con Edward Snowden, otro “whistleblower” de renombre mundial, quien se exilió en Rusia tras entregar a distintos periódicos documentos clasificados sobre los sistemas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés). Horas antes del anuncio de la conmutación de la sentencia, organizaciones sociales –entre ellas Amnistía Internacional y Human Rights Watch-- multiplicaron los llamados a la administración Obama para liberar a la prisionera. Julian Assange, el fundador de Wikileaks, lleva cuatro años y medio en la embajada de Ecuador en Londres para protegerse de un mandato de detención internacional emitido por Suecia. Según su defensa, es un pretexto para extraditarlo a Estados Unidos, donde enfrentaría la justicia por la difusión de los documentos clasificados. El pasado 12 de enero, Wikileaks aseveró que “si Obama concede la clemencia a Manning, Assange aceptará la extradición hacia Estados Unidos a pesar de la clara anticonstitucionalidad del caso”. Sin embargo, la organización no informó si el activista cumplirá con su palabra. Después de su detención, en junio de 2010, Manning –nacida hombre, con el nombre de Bradley-- fue interrogada en un campo de Kuwait. En 2013, una corte marcial la condenó a 35 años de cárcel por diversos cargos, entre ellos de espionaje. Sus abogados y defensores han denunciado las condiciones “insoportables” a las que Manning se enfrentó en la cárcel militar y por las cuales intentó suicidarse en dos ocasiones el año pasado. En abril de 2010, Wikileaks publicó un video sobre el asesinato de civiles y periodistas durante un ataque aéreo en Bagdad. En julio siguiente, hizo públicos 75 mil documentos clasificados sobre la guerra de Afganistán –los “diarios de Afganistán”--, y el 22 de octubre publicó los cerca de 400 mil reportes confidenciales sobre la guerra y la invasión de Irak, los cuales mostraron que los soldados estadunidenses entregaron a miles de iraquíes a centros de detención para ser sometidos a la tortura. Las publicaciones tuvieron una amplia difusión a escala internacional y provocaron la furia del Departamento de Defensa estadunidense, cuyo titular, Robert Gates, aseveró que la organización era “moralmente” y “legalmente” culpable. Previo a la publicación de los documentos sobre la guerra de Irak, el ejército estadunidense pidió a los medios no difundir la información. Manning reconoció que envió estos documentos a Wikileaks. Con ello, se atrajo tanto simpatías entre los militantes del derecho a la información, como enemistades, pues hubo quienes la consideraron como traidora.

Comentarios