Se atribuye EI ataque en Estambul; hay ocho detenidos

lunes, 2 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Policía de Turquía detuvo a ocho personas implicadas en el ataque terrorista a un club nocturno en Estambul que dejó un saldo de 39 muertos y que el Estado Islámico se ha atribuido la autoría. "En continuación de las sagradas operaciones que el Estado Islámico está llevando a cabo contra el protector de la cruz, Turquía, un heroico soldado del califato golpeó uno de los más famosos clubes nocturnos donde los cristianos celebran su día festivo apóstata", expresó el EI a través de un comunicado por internet. El atacante, quien sigue prófugo, accedió a la exclusivo club Reina, a la orilla del río Bósforo, ahí le disparó a los más de 500 asistentes que celebraban la llegada del nuevo año. Según el diario Hürriyet, los ocho sospechosos fueron detenidos por la unidad antiterrorista de la Policía, en una operación que aún continúa. La Policía centra la investigación en células del EI procedentes de Uzbekistán y Kirquizistán, aunque también en las ramas de ese grupo de nacionalidad turca. Entre las víctimas mortales hay una joven israelí, un libanés, un belga y tres indios; mientras que entre los heridos hospitalizados se encuentran al menos 24 extranjeros, entre ellos saudíes, marroquíes, libaneses y libios, según la última actualización de las autoridades turcas. El Primer Ministro turco, Binali Yildirim, señaló que tres de los 69 heridos se encuentran en estado crítico. Por su parte, el presidente Erdogan condenó el ataque terrorista de Estambul y prometió ser implacable con los autores. Aseveró tiene como objetivo crear caos e inestabilidad, por lo que dijo que Turquía luchará hasta el final contra el terrorismo. “Tienen como finalidad desestabilizar a nuestro país y desencadenar el caos, desmoralizando a nuestro pueblo a través de ataques atroces dirigidos contra la población civil”, dijo el líder turco en un comunicado publicado en la página web de la Presidencia. Sin embargo, “nosotros, como nación, nunca dejaremos el paso (libre) a estos juegos sucios, uniéndonos aún más para preservar nuestra tranquilidad”, sostuvo. Estambul, como la mayoría de grandes ciudades europeas, estaba en alerta ante la posibilidad de nuevos atentados durante las fiestas navideñas tras el ataque cometido en Berlín el pasado 19 de diciembre. La capital turca tenía desplegados a 17 mil policías para procurar la seguridad de sus habitantes y turistas en la víspera de Año Nuevo. (Con información de Notimex, EFE, Reuters, El País)

Comentarios