Felipe González condena la 'cobardía internacional” ante embates de Trump hacia México

martes, 31 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Felipe González, expresidente de España, condenó la “cobardía internacional” ante la falta de respuestas a los impulsos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y demandó una respuesta, al menos latinoamericana, en solidaridad con México. “Declarar la solidaridad con México es declararla con nosotros mismos y con la mitad de los estadunidenses que se manifiestan ahora mismo. “No respondamos con política antigua y veamos cómo responder a políticas radicalmente equivocadas y que tendrán consecuencias, sin duda”, dijo González en el marco de la ceremonia por los 25 años de los Acuerdos de Paz de El Salvador. El exmandatario afirmó que “no hay muro posible” y que las demás medidas enunciadas por Trump contra México también afectarían a otros países. “Insisto en mi solidaridad con México ante medias xenófobas que desprecian a México. Eso es no es saber lo que es México, es que Trump no tiene ni idea de lo que es México”, recalcó ante diplomáticos latinoamericanos y miembros del gobierno español. La confrontación, aclaró, no es hacia Estados Unidos, sino “a las políticas equivocadas de Trump”, pues él dejará el poder algún día y el país seguirá. “Mi plena solidaridad con México, que fue el país de acogida de los que huían de las listas negras de McCarthy y se iban a Cuernavaca y otros lugares”, expresó. González consideró que Trump dividió a los estadunidenses desde antes de las elecciones, en muchos grupos que no se reconocen entre sí y que no dialogan. Además criticó que en solo 10 días firmó 17 órdenes ejecutivas apoyado por la mayoría republicana en el Congreso, mientras que Barack Obama en un año firmó 16 sin respaldo parlamentario. Inicio su gobierno optando por la “vetocracia en vez de la democracia”, subrayó. A todo lo anterior, dijo, se suma la medida para impedir la entrada al país a viajeros de siete países de mayoría musulmana y la advertencia de la embajadora estadunidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, de anotar en una lista a los países que no estén de acuerdo con las políticas de Washington. “Nos confundimos desde afuera y no estamos haciendo críticas a la política. Veo demasiada cobardía internacional para no responder. Que defiendan sus intereses y nosotros lo nuestros, aunque el problema es definirlo”, destacó. Felipe González afirmó que Trump no tiene un proyecto de país, y solo se trata de impulsos ante los que los que empiezan las reacciones de algunas empresas, contrarias al proteccionismo y aislacionismo de las medidas. “Más allá de lo económico, es un perjuicio de cohesión social en Estados Unidos y convivencia democrática. Cree que Estados Unidos y el mundo están a su servicio”, fustigó. Ante ello, pidió a las fuerzas políticas y dirigentes que han ocupado la centralidad democrática en diferentes países “reflexionar sobre qué se está haciendo mal para que el populismo llegue a contaminar a un país como Estado Unidos”. Se debe revisar el aumento de la desigualad en el mundo y trabajar para que la globalización beneficie a todos, añadió. En el marco de los 25 años de paz en El Salvador, González consideró que debe pensarse que las medidas de Trump también afectan a Centroamérica y los millones de conciudadanos que viven en Estados Unidos, y que ello obliga a una respuesta regional. Con información de Notimex