Revelan que Putin ordenó manipular con hackeo cibernético elección de EU; Trump minimiza informe

viernes, 6 de enero de 2017
WASHINGTON (apro).- Agencias federales de inteligencia de Estados Unidos concluyeron que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó directamente realizar un hackeo cibernético al Comité Nacional Demócrata y a funcionarios de la campaña presidencial de Hillary Rodham Clinton, para influir en el resultado de los comicios del pasado 8 de noviembre. El resumen ejecutivo de un reporte que pidió el presidente Barack Obama a las agencias de inteligencia establece, según el diario The New York Times, que Putin “personalmente” emitió la orden de la injerencia cibernética en las elecciones presidenciales. No obstante, las conclusiones del documento indican, como ya la había informado el propio presidente Obama, que la injerencia cibernética rusa nada tuvo que ver en el resultado final de las elecciones a favor de Donald Trump, candidato presidencial republicano. “La intención de la injerencia cibernética aspiraba ayudar a incrementar las oportunidades de triunfo de Trump, desacreditando a Clinton”, se lee en el documento del resumen de la investigación especial encabezada por la CIA y el FBI. Debido a que las conclusiones de la pesquisa especial subrayan que el hackeo computarizado al Comité Nacional Demócrata y a la campaña presidencial de Clinton nada tuvo que ver con el resultado de las elecciones, Trump restó importancia al informe. El reporte desclasificado, aunque acusa a Putin directamente de actuar a favor de Trump, no presenta evidencias de cómo la CIA y el FBI recolectaron la información ni las pruebas para garantizar la firmeza del señalamiento del hackeo ruso con apoyo gubernamental. “No hicimos una evaluación respecto al impacto de las actividades (de espionaje ruso) en el resultado final de las elecciones de 2016”, enfatiza el reporte, en cuya elaboración también participó la Agencia Nacional de Seguridad. Como ya se había reportado con anterioridad, la CIA y el FBI sostienen que el gobierno de Putin apoyó y financió las actividades de espionaje cibernético de hackers rusos, cuyas actividades de manipulación y saqueo son conocidas por agencias de inteligencia de gobiernos de casi todo el mundo.